UAL Deportes prima a sus medallistas en los Campeonatos de España y de Andalucía

0
316

Por tercer curso consecutivo la Universidad de Almería abre el plazo de convocatoria para que los deportistas que la han representado tanto en los CAU como en los CEU y que hayan logrado alguna presea soliciten una ayuda económica que complementa la obtención de créditos ETCS.

Una vez más las competiciones externas han supuesto un gran fomento de la imagen externa de la Universidad de Almería, ello gracias al esfuerzo de los deportistas que han defendido su escudo, primero en los Campeonatos de Andalucía Universitarios y después en los de España. Es por eso que, como un empeño personal de Carmelo Rodríguez desde que llegó al cargo de rector, se han instaurado unas ayudas económicas a los medallistas que llegan a su tercera edición: “De lo que se trata es de dar un reconocimiento a esa dedicación y al esfuerzo”. Lo ha explicado Pedro Núñez, el director de UAL Deportes, una vez abierta la convocatoria para que estos deportistas soliciten su dinero, fijado entre 500 euros de un oro en categoría individual en los CEU y 250 euros de un bronce por equipos en los CAU.

La previsión total, sabidos los resultados obtenidos, supera los 45.000 euros, quedándose solo los participantes en tres modalidades del Campeonato de Andalucía sin esa recompensa y sí llegando a todos los demás: “Es una medida que alcanza a más deportistas de lo que parece, ya que es un gran rendimiento el que consiguen”. De hecho, fuera de podio en los CAU, los chicos y chicas de baloncesto, rugby 7 y pádel son los únicos que no pueden acceder, pero sí que van a contar con un crédito ETCS solo por haber sido seleccionados. Su labor y su entrega también han sido muy destacadas, pero no solo en competición sino aportando todo el año: “La Universidad de Almería tiene un total compromiso con el deporte, en este caso de competición en ámbito universitario, lo que se evidencia tanto en el planteamiento ya consolidado de los grupos de entrenamiento para todas las modalidades de equipo, como en el compromiso de participación en ámbito andaluz y nacional en todas las modalidades individuales con deportistas con nivel suficiente”.

Para Núñez, “las ayudas puestas en marcha hace ya dos años significan una motivación extra a la hora de conseguir medalla, pero son fruto del trabajo continuado y sobre todo un reconocimiento a la implicación y el esfuerzo que supone para nuestros alumnos”. El Reglamento de Promoción y Ayuda al Deportista Universitario de la UAL está ideado para que precisamente se establezcan estos mecanismos de ‘reconocimiento y apoyo para los miembros de la comunidad universitaria que practiquen algún deporte’. Así, la participación en competiciones deportivas o actividades de esta índole posibilita a los estudiantes la obtención de créditos académicos. Dicho esto, está claro que a los medallistas en CAU y CEU igualmente se le concede el crédito por participación, pero se le suma uno más por haber conseguido colgarse una presea. Todo ello está recogido en la web del Servicio de Deportes, https://www2.ual.es/serviciodeportes/ual-deportes/ayudas, al igual que la recompensa por competiciones internas y los beneficios del Programa DUAN.

En el caso de estas ‘Ayudas para deportistas, delegados, fisioterapeutas y entrenadores’ que han obtenido medalla, la resolución del Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Deportes de la UAL está publicada en el enlace https://bit.ly/2X9A2fU, y el modelo de solicitud que deben usar los interesados se encuentra en https://bit.ly/2HWf11Q. El documento recoge textualmente que “su participación conlleva diferentes beneficios tanto para ellos, al vivir una experiencia personal e irrepetible, como para la Universidad, ya que con sus competiciones y triunfos proyectan una imagen positiva de nuestra Universidad; (…) la participación en los CAU y CEU implica una serie de obligaciones: no solo deben realizar un entrenamiento con regularidad y participar en las diferentes competiciones internas y campeonatos oficiales, sino que también tienen el deber de compatibilizar la actividad deportiva competitiva con sus estudios”. Por ello, el vicerrectorado considera que “es indudable el esfuerzo desinteresado de nuestros estudiantes, (…) la dedicación en su tiempo libre a la práctica deportiva, la incorporación a los grupos de entrenamiento, el compromiso con la Universidad para representarla en las competiciones, los desplazamientos a otras universidades para competir, así como la necesaria atención a las tareas que conlleva estar matriculado en una titulación oficial de la Universidad”.