La UAL, ASEMPAL y Cámara de Comercio unen fuerzas para mejorar la formación DUAL

0
409

Todas ellas firman un manifiesto en el que expresan la necesidad de dar pasos más firmes hacia este tipo de formación que permite al estudiante universitario integrarse en un entorno productivo real y convertirse en estudiante y trabajador al mismo tiempo, haciendo de la universidad un entorno más empresarial y a la empresa un espacio formativo de gran valor.

La Jornada de Formación DUAL Universitaria celebrada este miércoles, 8 de junio, en el campus de La Cañada ha sido muy reivindicativa. En el marco de esta actividad -dirigida a aportar información a coordinadores de títulos y empresas de la nueva legislación sobre este tipo de formación que permite al estudiante universitario adentrarse en el mundo laboral- la Universidad de Almería, ASEMPAL y la Cámara de Comercio de Almería han leído un manifiesto en el que expresan la necesidad de dar pasos más firmes en este tipo de formación y animan al resto de organizaciones e instituciones a sumarse al mismo.

La formación DUAL es una línea estratégica marcada por el actual equipo de gobierno de la UAL, dirigido por el rector Carmelo Rodríguez, quien hoy no ha podido estar de forma presencial en el Auditorio de la UAL, pero sí a través de internet. Con ella se pretende potenciar un itinerario formativo que comienza en las aulas universitarias y que, sin abandonar la condición de universitario, permite al estudiante integrarse en un entorno productivo real y convertirse en estudiante y trabajador al mismo tiempo, haciendo de la universidad un entorno más empresarial, pero, a su vez, de la empresa un espacio formativo de gran valor.

Para el vicerrector de Postgrado, Empleabilidad y Relaciones con Empresas e Instituciones, Juan García, la formación DUAL “es la forma más efectiva de cubrir todas las expectativas, desde el estudiante que espera aplicar sus conocimientos teóricos en un entorno productivo real y tener más posibilidades de encontrar un trabajo realmente acorde a la formación que ha recibido, hasta el empresario, que cubre sus necesidades y puede amoldar la fuerza de trabajo a las exigencias y tendencias de los mercados”.

Con este tipo de formación se consigue que el estudiante desarrolle una mentalidad orientada al logro y, también, familiarizarse desde etapas tempranas con la ética profesional en el desempeño de su profesión. “Es decir, tenemos que ser capaces de darles la oportunidad de que puedan configurar su identidad profesional estableciendo desde el principio de sus estudios esa conexión entre la parte más abstracta y empírica de su aprendizaje. Porque ahí está la gran paradoja de siempre, en la que, por un lado, tenemos altas tasas de desempleo juvenil, pero, por otro, nos encontramos con sectores o subsectores muy concretos donde hace falta más capital joven”.

Durante su intervención, el vicerrector ha recordado a Francisco Martínez-Cosentino, nuevo Doctor Honoris Causa de la UAL, como un “excelente ejemplo de las ventajas que presenta la formación dual para que la transferencia del conocimiento a los sectores de actividad se convierta en un intercambio de alto rendimiento, tanto desde el punto de vista intelectual para el estudiante, como desde el punto de vista productivo para la empresa. Como digo, es ventajoso para todas las partes implicadas: estudiantes, empresas y, por extensión, también para el entorno y la sociedad civil”.

Por su parte el presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Jerónimo Parra, ha destacado la importancia de este tipo de formación. “La Cámara de Comercio tiene que firmar este tipo de manifiestos porque nosotros creemos en la formación dual en general, no solamente para la formación profesional en general, sino también para la formación universitaria. Es muy importante que los estudiantes, en sus últimos años de ciclo, puedan asistir a las empresas y ver cómo se gestiona y trabaja en ellas. Tenemos la gran suerte de tener la Universidad de Almería, que creo que es pionera de este tipo de formación a nivel nacional”. Jerónimo Parra también ha destacado la necesidad de seguir impulsando este tipo de formación. “Hay todavía un desfase importante entre la universidad y las empresas. Por eso, este tipo de manifiestos y estas jornadas son tan importantes, porque ayudan a que la empresa esté cada vez más dentro de la universidad y la universidad cada vez más dentro de la empresa”.

Para el presidente de ASEMPAL, José Cano, la formación dual es una herramienta muy positiva para la sociedad. Además, ha resumido el manifiesto en dos importantes ideas. Por un lado, ha indicado que con la formación dual “se beneficia tanto la empresa como el estudiante”.  Y, por otro, “que el 98 por ciento de las empresas que hay en Almería son pymes, pequeñas y medianas empresas, que no tienen la estructura de grandes empresas que pueden facilitar esa formación dual. Por tanto, lo que pedimos desde la Confederación Empresarial de Almería es que se establezcan mecanismos para que las empresas que son más pequeñas, la mayoría de Almería, puedan acceder también a la formación dual y beneficiarse, tanto los alumnos como las empresas, de este elemento que es tan positivo, pero teniendo en cuenta la idiosincrasia de la propia provincia de Almería”.

La UAL, ASEMPAL y Cámara de Comercio creen que a pesar de la reciente regulación de la formación dual universitaria y la puesta en marcha del contrato en alternancia asociado a esta modalidad formativa se debe ir más allá y abordar otras cuestiones organizativas de máxima importancia y urgencia. Motivo por el cual han firmado un manifiesto conjunto.

Así, las tres organizaciones firmantes consideran que es muy necesario que se incentiven de forma directa -y no solo a través de bonificaciones de la Seguridad Social- las retribuciones salariales a las pequeñas y medianas empresas para los contratos en alternancia, de manera que el ámbito de aplicación no se limite solo a las grandes empresas. Estos incentivos pueden venir de la mano de las administraciones estatal y autonómica.

Además, solicitan a las administraciones públicas, así como al resto de entidades involucradas, que se comprometan con este tipo de formación, regulando y haciendo los ajustes necesarios en titulaciones con gran experiencia práctica y tradición formativa -especialmente en los ámbitos de la educación y el sociosanitario- evitando así que este modelo formativo sea solo patrimonio de algunas titulaciones, y favoreciendo que todo el alumnado pueda acceder en igualdad de condiciones.

En el manifiesto también piden a la administración autonómica que muestre más flexibilidad y actúe con mayor celeridad en los procesos de acreditación de las cuestiones académicas que requieren los procesos duales, adaptándose mejor a las dinámicas empresariales y organizacionales, para no generar agravios comparativos que puedan retrasar a Andalucía sobre otras comunidades autónomas.

Por último, UAL, ASEMPAL y Cámara de Comercio de Almería se comprometen a potenciar e incentivar las figuras claves del sistema de tutorización que esta formación requiere, tanto en el ámbito académico como profesional y a trabajar para consolidar esa relación de confianza que nos permita permeabilizar los procesos de cara a la construcción de una nueva alianza formativa.