La Universidad de Almería y la Mutua Fraternidad-Muprespa se unen para ofertar prácticas

0
146

El acuerdo entre ambas partes queda rubricado y además de las curriculares se incluye el trabajo de campo o similar tanto en el marco del Trabajo Fin de Grado como de Fin de Máster, estando abierto a todas las titulaciones de la UAL.

El vicerrector de Postgrado, Empleabilidad y Relaciones con Empresas e Instituciones ha firmado un nuevo convenio de colaboración que amplía aun más las opciones de realizar prácticas para los alumnos de la Universidad de Almería. En esta ocasión Juan García ha sellado un acuerdo con Mutua Fraternidad-Muprespa, representada en la rúbrica del documento por el director de su Centro de Recursos Humanos, Manuel Porrúa. Ambas partes han mostrado su satisfacción por cumplir con la “promoción de la cooperación en el desarrollo de un programa de prácticas para universitarios”, añadiendo la obligación de que “les permita aplicar y complementar los conocimientos adquiridos en su formación académica”.

Así, se favorecerá “la adquisición de competencias que les preparen para el ejercicio de actividades profesionales y les faciliten la búsqueda de empleo”. En ese marco genérico se ha especificado que este complemento formativo se hará mediante la realización de prácticas externas curriculares, contempladas en los planes de estudios, así como “trabajo de campo o similar en el marco del Trabajo Fin de Grado / Trabajo Fin de Máster, que se realicen durante las prácticas externas”. Destinatarios de esta nueva oferta son “los estudiantes matriculados en cualquier titulación oficial impartida por la Universidad de Almería o centro adscrito, los de otras universidades españolas o extranjeras estén de movilidad y se encuentren cursando estudios oficiales en la UAL, y se incluye también a los “estudiantes matriculados en títulos propios o similares en la Universidad de Almería”.

Una vez abierto el plazo de inscripción, cada estudiante solicitante “seleccionará las ofertas de prácticas en las que está interesado por orden de preferencia”, y una vez finalizado ese periodo se adjudicarán las plazas atendiendo al expediente académico. Es de relevancia reseñar que “la oferta realizada por la entidad deberá contener un proyecto formativo en el que se fijarán los objetivos educativos y las actividades a desarrollar”. Asimismo, “los contenidos de la práctica se definen de forma que aseguren la relación directa de las competencias a adquirir con los estudios cursados”. Está recogido que “los horarios de realización de las prácticas se establecerán de acuerdo con las características de las mismas y las disponibilidades de la entidad colaboradora”, así como que en todo caso “serán compatibles con la actividad académica, formativa y de representación y participación del estudiante”.

Igualmente se ha añadido que el alumnado “podrá incorporar los conocimientos adquiridos durante las prácticas en Fraternidad-Muprespa a su trabajo de Fin de Grado o Master, pero si para ello necesitara realizar trabajo de campo o utilizar información interna propiedad de la empresa deberá solicitar autorización a la Mutua”. Por último, esos TFG u TFM que se realicen en las instalaciones de la Fraternidad–Muprespa serán dirigidos por el tutor que al alumno se le haya adjudicado. En ese sentido, habrá además un tutor académico y otro tutor profesional para velar por el buen desarrollo de la actividad, con informe final para darle garantías al aprovechamiento de la experiencia. El convenio tiene una vigencia de un año y se renovará tácitamente por períodos similares hasta un máximo de cuatro años.