Finaliza el curso sobre Derecho Penal que ha traído a la UAL a 38 estudiantes de la Universidad Católica de Bogotá

0
817

La Universidad de Almería imparte por segundo año consecutivo una formación específica que se ha extendido entre los días 9 y 19 de este mes de octubre y que de nuevo ha cumplido con las más altas expectativas de los matriculados: “La valoración es altamente positiva y ellos se van encantados, porque han vivido una experiencia muy enriquecedora”.

Años atrás esta experiencia nació en la Universidad de Jaén, pero desde 2022 el testigo está en manos de la Universidad de Almería. En concreto, su Área de Derecho Penal ha preparado y ha desarrollado un programa académico específico y muy completo para 38 estudiantes colombianos que han venido al campus almeriense durante diez días. Ello ha sido posible por la coordinación con su centro de estudios de origen, la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Bogotá. Su estancia se ha desarrollado entre los días 9 y 19 de este mes de octubre, llevándose a cabo un acto de clausura presidido por Ramón Herrera, secretario general de Universidades de la Junta de Andalucía, en el que han recibido sus correspondientes diplomas acreditativos de haber superado con éxito la formación intensiva y exigente que se les ha ofrecido.

De hecho, la mañana de la última jornada se ha dedicado a una defensa pública de sus trabajos finales, y el tono general ha sido de brillantez en las exposiciones, buena muestra del aprovechamiento que han logrado de su paso por la UAL. El tribunal evaluador ha estado formado íntegramente por la UAL, contando con Marta Miranda, profesora en Derecho Penal, Lidia Domínguez, profesora de Derecho Procesal y vicedecana de Postgrado e Investigación, y Fátima Pérez, catedrática de Derecho Penal. Esta última ha sido la coordinadora académica de este Curso Internacional ‘Sistema Penal Acusatorio y Derechos Fundamentales’. Ha especificado en relación al contenido que “ha sido fundamentalmente penal, aunque han tenido también algunas sesiones de civil, sobre materia de inteligencia artificial, en materia de discapacidad, libertad orgánica de libertad sexual, han trabajado temas relacionados con la trata de seres humanos, bueno, una amplia variedad de temas en el ámbito jurídico”.

No todo ha sido el estudio, sino que “también el curso ha estado complementado con actividades diversas, como visitas a la Audiencia provincial y otro tipo de administraciones, o sea, que han tenido actividades académicas y también de carácter extra académico, con un acercamiento a la cultura española y a lo que ofrece la provincia de Almería”.

En la clausura, Ramón Herrera ha valorado que el curso se realiza “con un nivel muy importante”, así como que “si ha habido una segunda edición eso significa que la primera fue muy bien”. En esa línea ha sostenido que “esto es un elemento muy importante y una de las cosas que más destacan en la Universidad de Almería, que son dos: la relación que tiene con el territorio, lo bien que sus proyectos de investigación y la docencia que imparte se relacionan con el tejido productivo de la provincia de Almería, y también la internacionalización”. Como ejemplos de esta segunda característica de la UAL ha puesto que “la semana que viene se acoge una jornada de UNIGREEM, con participantes de toda Europa que vienen a este campus”, y, por supuesto, este curso, “formar parte de programas de movilidad, y no solamente los tradicionales, sino también abrirse a Iberoamérica”.

El sentir general del alumnado participante ha sido el de la satisfacción y el agradecimiento por la calidad de la formación que ha recibido, “por facilitarnos esta herramienta que nos permite estar más cerca de nuestros sueños”. “No solo nos ha forjado académicamente, sino que también nos ha enseñado buenos valores para la vida”.

A título particular ha valorado el curso el estudiante Elkin Coronado: “Magnífica y genial experiencia, enriquecedora tanto en lo personal como en lo académico, donde se intercambia no solo un ámbito cultural, sino se amplía el espectro jurídico formal de los países de España y Colombia conjuntamente, donde tenemos mancomunadamente muchos símiles, pero también diferencias que poco a poco vamos formando en el ámbito social y jurídico”. Estudiante de Derecho “por clara vocación de servicio, se lleva una magnífica impresión de la Universidad de Almería, hasta el extremo de “sugerirle a mi hermano, que es ingeniero industrial, que se venga a completar aquí su formación, porque tiene unas instalaciones maravillosas y tiene un ambiente colegiado y académico magnífico”, textualmente.