El CAE de la UAL, cada vez más cerca de ser la Casa del Estudiante

0
347

Las obras ejecutadas en la planta baja del Centro de Atención al Estudiante, por casi 500.000 euros, contemplan nuevo mobiliario e iluminación en el patio interior, nuevas dependencias para el Defensor Universitario, zonas de coworking y despachos para las delegaciones de estudiantes y para las políticas sociales. A finales de 2022 el edificio estará completamente remodelado.

Los estudiantes disfrutan ya en el campus de La Cañada de las obras de remodelación que se han llevado a cabo en la primera planta del Centro de Atención al Estudiante, y que este martes han sido inauguradas oficialmente por el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez.

Se trata de unas obras, la primera de las dos fases previstas, que han contado con un presupuesto de 420.000 euros para la remodelación y de 50.000 para nuevo mobiliario.

Con el paso del tiempo este edificio se había deteriorado y no se adaptaba a las actuales necesidades de la Universidad de Almería. Tras las obras de rehabilitación, se ha buscado convertir espacios en desuso en nuevos espacios aptos para las nuevas necesidades de la comunidad universitaria, con el fin de convertirlo en una verdadera Casa del Estudiante.

«Me hace especial ilusión porque desde el principio que comenzamos en el Rectorado nos gustaba la idea de que el estudiante tuviera un edificio donde se sintiera como en su propia casa, y de hecho el objetivo es llamar a este edificio Casa del Estudiante», ha expresado el rector, Carmelo Rodríguez.

Las obras han remodelado la zona central con mobiliario cómodo para que los estudiantes puedan reunirse o comer, han creado un espacio de coworking y nuevas dependencias para el Defensor Universitario, las delegaciones de estudiantes y despachos para las políticas sociales. «Como veis se ha creado un ámbito de convivencia general para todos los aspectos estudiantiles. Y estamos solo en la primera fase. Ya están licitadas las obras para la segunda fase de remodelación de las plantas 1 y 2. El edificio estará totalmente rehabilitado a finales de 2022».

Esta segunda fase, con un presupuesto de un millón de euros, contempla «todos los servicios de los dos Vicerrectorados que más competencias tienen en el aspecto estudiantil que son, el Vicerrectorado de Estudiante, Igualdad e Inclusión y el Vicerrectorado de Internacionalización. Puesto que pretendemos que también, como no puede ser de otra manera, nuestros estudiantes convivan con los estudiantes Erasmus y de movilidad que nos visitan», ha destacado el rector.

Para el presidente del Consejo de Estudiantes de la UAL, José Ramón García, con estas obras «el Rectorado cumple con su promesa». Además, ha explicado que «teníamos ya ganas de tener unas instalaciones nuevas, modernas y donde poder recibir a nuestros compañeros para escucharles, para atender sus demandas y para, también, poder trabajar. Es un espacio de trabajo para poder, en la medida de lo posible, seguir contribuyendo a darle voz a los estudiantes, a atender sus necesidades y poder contribuir a mejorar un poquito más la Universidad».

Para las obras se ha contado con la opinión del alumnado a través de conversaciones de la Vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión, Maribel Ramírez, con el Consejo de Estudiantes y las Delegaciones.

En la zona central se ha ampliado la zona de confort para la comunidad universitaria, acristalando e incorporando todo el pasillo trasero que daba al exterior, logrando mayor luminosidad. También se ha renovado la instalación eléctrica disminuyendo el consumo eléctrico. Además, hay que añadir la incorporación de un mobiliario que ha sido diseñado con los arquitectos encargados de la reforma de esta fase del edificio en el que destacan los bancos-atrios en forma de serpiente o las mesas con una original forma y con tres patas para para permitir mayor número de personas en ella, todo ello bajo una armonía de color.

Con este espacio se crea un verdadero ‘Espacio Tupper’ para que coman en ella los miembros de la comunidad universitaria que traen la comida de casa. La actual situación económica, los cambios culturales, las medidas sanitarias por el COVID o, simplemente, disfrutar de la comida casera, ha provocado después de la vuelta a la Universidad tras el COVID aumente el número de miembros de la comunidad universitaria que traen comidas de casa, por lo que ahora se incorpora junto con los microondas y fregaderos.

Además, en la zona central se han creado dos espacios importantes: la Defensoría universitaria y un nuevo espacio para toda la comunidad universitaria para impulsar políticas sociales, la igualdad y la responsabilidad social de forma transversal en todas las políticas de la UAL.

En la zona izquierda del edificio, está ubicado el espacio de coworking para promover el emprendimiento. Allí habrá hueco para la formación y se organizarán eventos relacionados con el emprendimiento, existiendo espacios de incubación. La tipología de actividades de emprendimiento será muy diversa y la disposición de la sala, en cuanto a mobiliario, podrá cambiar de manera continua. En la zona de la derecha del edificio se han eliminado la mayoría de las paredes y se han creado dos salas nuevas de reuniones, a disposición de cualquier miembro de la comunidad universitaria con los medios técnicos necesarios; una zona para las delegaciones y el Consejo d Estudiantes con 9 nuevos y modernos espacios acristalados y con mobiliario nórdico.