La UAL aprueba un presupuesto de 120 millones y da prioridad al gasto en actividad docente, investigación y apoyo al estudio para los estudiantes

0
739

El Consejo Social da luz verde a las cuentas de 2024, previo informe favorable del Consejo de Gobierno. Las nuevas necesidades generadas por cambios legislativos, infraestructuras y transformación digital precisarán de un aumento de financiación por parte de la Junta

La Universidad de Almería contará para el ejercicio del año 2024 con un presupuesto de 120.073.987,80 euros, incluyendo financiación general y finalista, una vez que el Consejo Social ha aprobado este miércoles las nuevas cuentas de la institución, previo informe favorable del Consejo de Gobierno. Esta cantidad supone un incremento del 3,21% con respecto al ejercicio anterior y representa un gasto estimado por alumno de 8.910,8 euros. 

En la distribución de la financiación disponible, los nuevos presupuestos dan prioridad a los recursos destinados a la actividad docente e investigadora, que suman en conjunto casi el 65% del total (42,3% y 22,4% respectivamente) y se sitúan como los dos principales programas en asignación de recursos. Les siguen los de gastos generales (15,9%), dirección y administración general (9,5%), internacionalización (3,8%), promoción cultural y compromiso social (3%) y gestión de departamentos (2,8%).

El apoyo a los estudiantes para evitar que la falta de recursos condicione su rendimiento académico, junto con las acciones que tienen que ver con la función social de la institución, son otros de los criterios prioritarios marcados en el presupuesto. Así, en el contexto actual, en el que el incremento de los ingresos previstos es menor que el incremento de los gastos, las cuentas de la UAL mantienen o incrementan los programas de becas a estudiantes, el plan propio de investigación, el presupuesto de centros y departamentos, el de igualdad e inclusión, el de acción social destinado a los trabajadores o el de promoción cultural y compromiso social. Para ello ha sido necesario contener el gasto en otros programas, de manera que el documento aprobado permitiera atender a los objetivos marcados como prioridad.

Estos presupuestos son los primeros del actual rector, José J. Céspedes, y su equipo de Gobierno, y han sido elaborados en los primeros días de mandato, tras los nombramientos de todos los cargos el pasado 1 de diciembre. La propuesta presentada por el gerente, José Antonio Plaza, ha recibido el visto bueno del Consejo de Gobierno de la UAL este lunes 18 y ha sido ratificada por el Consejo Social dos días después.

La elaboración del presupuesto se rige por los principios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera que marca la legislación y este año han vuelto a confeccionarse en el marco de las reglas fiscales de déficit, deuda y gasto que se vieron suspendidas entre 2020 y 2023 por la pandemia del covid-19 y la guerra de Ucrania. De la cantidad final aprobada, los recursos propios de la UAL alcanzan la cifra de 16.477.600,21 euros, un 4,16% más que en el ejercicio de 2023 y que representan el 13,72% del total del presupuesto de la institución, lo que confirma la recuperación de los niveles anteriores a la pandemia.

El año 2024 viene con importantes novedades para las universidades públicas andaluzas desde el punto de vista de la financiación. Por un lado, este será el primer año de la firma de contratos-programa entre la comunidad autónoma y las universidades, lo que se traduce en que parte de la financiación dependerá del logro de objetivos estratégicos. Pero, además, la UAL, como el resto, deberán afrontar en el próximo ejercicio nuevas necesidades de financiación derivadas de recientes cambios legislativos, entre ellos la nueva ley de universidades (LOSU).

Por otra parte, está pendiente asegurar la financiación necesaria para seguir mejorando las infraestructuras del campus y para acometer la rehabilitación de los edificios cedidos a la Universidad de Almería en el centro de la ciudad, unas obras que se prevén costosas. Además, entre las inversiones que la institución espera emprender en los próximos años figuran las relacionadas con la transformación digital y la mejora de la eficiencia energética, para lo que ya se están explorando vías de financiación externa.