La UAL colabora ‘Activa…mente’ con Vícar para plantar cara al alzhéimer

0
474

Firmado un convenio entre la Universidad de Almería y el ayuntamiento vicario para la realización de su proyecto de investigación y desarrollo ‘Memoria en Movimiento’ contra las enfermedades neurodegenerativas.

El próximo día 3 de marzo tendrá lugar la tercera sesión de formación en las dependencias de la UAL, dirigida a los técnicos municipales de Huércal Overa, consistorio con el que también se ha firmado el acuerdo, y Vícar. El encargado de llevarla a cabo será, como investigador principal del proyecto junto a Pedro Jesús Ruiz, el profesor Antonio Jesús Casimiro, quien ha destacado el espíritu de una iniciativa que comenzó en octubre, a la que se ha sumado la localidad vicaria y que “está aportando un feedback extraordinario tanto para los mayores como para los técnicos; todo el mundo está absolutamente feliz”. De hecho, “los mayores desean que lleguen las clases, porque trabajan la memoria pero no en un sillón, sino desde el movimiento y activándose las endorfinas, opiáceos endógenos que hacen que estén mejor consigo mismos”.

Y es que este proyecto de investigación y desarrollo ‘Memoria en Movimiento: Activa…mente’ pretende la formación de los técnicos deportivos de los ayuntamientos interesados, en esta caso el último el de Vícar, que trabajan con personas mayores, con el objeto de hacer una intervención de desarrollo ‘multicomponente’ de actividad física y cognitiva. Para ello el equipo de trabajo se basa “en las inteligencias múltiples de Gardner, inteligencia numérica, verbal, perceptiva, toma de decisiones y resolución de problemas, pensamiento inventivo, la emoción…”. En gran medida se logra “luchar también contra la depresión” en una iniciativa que busca “saber las principales características emocionales de la población mayor, en este caso pesimismo, miedo a la soledad o al abandono, intolerancia a la frustración o baja autoestima”.

El sistema de actuación del que se benefician en Vícar se canaliza a través de la actividad física: “Pretendemos hacer tareas específicas, lúdicas y recreativas, pero con esos fines, todo a partir de una valoración inicial de la condición física y el desarrollo cognitivo de los mayores”. Las sesiones de formación duran cinco horas y se graban en vídeo, material que se manda al Instituto Andaluz del Deporte a través de un contrato de investigación conjunto para crear una página web dinámica y una base de datos abierta, “para que pueda ser usada en cualquier parte del mundo”.

La base del estudio es que “la sociedad está envejeciendo a pasos agigantados, lo que conlleva un problema económico importante si los mayores llegan a serlo con poca autonomía y mucha dependencia”. La más conocida enfermedad es el alzhéimer, pero hay otras neurodegenerativas: “Creemos que desde la educación física podemos aportar mucho para evitar o retrasar la aparición de esta terrible enfermedad que hace que las personas mayores no se conozcan, no se orienten, que dependan”. Casimiro ha apostado por el éxito de esta lucha: “Demostraremos que podemos incidir mucho en el incremento de la reserva cognitiva y en la mejora emocional”.