Brecha salarial e igualdad, principales reivindicaciones de la UAL en el Día Internacional de la Mujer 2022

0
596

Jornada de actividades reivindicativas en el campus almeriense con la celebración de la Feria por la Igualdad y la lectura del manifiesto por el 8-M de Crue Universidades Españolas.

Jornada reivindicativa la vivida este martes, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en el campus de la universidad de Almería. Desde las 10.00 y hasta las 12.00 horas el pasillo central ha acogido la Feria por la Igualdad con gran éxito de participación por parte de toda la comunidad universitaria. A través de varios stands se ha ido explicando, bien a modo informativo, bien a través de actividades lúdicas, aspectos relacionados con la desigualdad que padecen las mujeres en todo el mundo.

«La feria ha estado organizada por la ONG acciónenred Andalucía, a través del Grupo de Buenos Tratos, que es un programa de prevención de violencia sexista», ha explicado Estefanía Acién, profesora de Antropología Social de la UAL.

Esta actividad ha estado formada por 7 stands. «En cada uno se trabaja una serie de valores: la calidad del amor, la resolución de conflictos, diversidad sexual, mitos de la sexualidad, cuidados y autocuidados. Los juegos han sido realizados por el alumnado de primero de Educación Social. Primero le hemos ofrecido una formación desde accionenred Andalucía y luego ellos iban desarrollando juegos en los que han trabajado los contenidos que corresponden a cada stand», ha indicado Cristina Cuenca, profesora e investigadora de la UAL.

Este evento ha contado con un gran número de participantes. «Está siendo una mañana muy productiva. Estamos aprendiendo mucho sobre igualdad, sobre buenos tratos y es una buena forma de celebrar este 8M, de una forma reivindicativa y aprendiendo», ha concluido Cristina Cuenca.

Las actividades han sido llevadas a cabo por propios estudiantes de la UAL. Una de las voluntarias, Selena María Rivera, estudiante de Educación Social, ha señalado que los participantes le han contado que «la experiencia ha sido muy buena, las actividades les han parecido muy divertidas y han aprendido mucho acerca de los diferentes temas que se tratan en los stands».

María González, estudiante de tercero de Educación Social, ha destacado que lo que más le ha gustado ha sido la sororidad. «Me ha gustado mucho ver cómo las mujeres se apoyan, por ejemplo, en el stand de la calidad del amor, cómo se han dan consejos para salir de una relación tóxica».

Por su parte, Lucía Saura, también estudiante de Educación Social, ha destacado la gran participación tanto de chicos como de chicas. «Está muy bien que la gente pregunte dudas, han surgido bastantes y también se les ha explicado conceptos que no tenían muy claros. Creo que esta feria ha servido para sensibilizar a muchas personas sobre el tema de la violencia de género y estoy muy contenta con el resultado». En cuanto a las principales dudas planteadas, esta voluntaria ha indicado que la mayoría «han sido sobre relaciones de pareja como los celos o comportamientos tóxicos».

La actividad ha contado con financiación del Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión y el Departamento de Historia y Geografía y Humanidades. También han tenido ayuda de la Delegación de Estudiantes de Educación y de Infraestructuras.

Tras la celebración de la Feria por la Igualdad, la actividad por el 8M se ha trasladado a las puertas de la Biblioteca Nicolás Salmerón donde, como viene siendo habitual en esta fecha, se ha procedido a la lectura del manifiesto por el Día Internacional de la Mujer. El acto ha estado presidido por el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez. La Universidad de Almería se suma tanto al firmado por Crue Universidades Españolas, formada por un total de 76 universidades españolas, como al firmado por la Red de Unidades de Igualada de Género de las Universidades Españolas para la Excelencia Universitaria (RUIGEU).

Para la lectura, el vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión ha elegido el de Crue en el que este año se ha hecho especial reivindicación a la brecha salarial que padecen las mujeres.

El comunicado recoge que las universidades llevan años trabajando por la igualdad efectiva y son conscientes de que no son una excepción a estos problemas. El reciente estudio ‘Brecha salarial de género en las universidades públicas españolas’, fruto de la colaboración entre el Ministerio de Universidades, ANECA y Crue, revela la existencia de diferencias salariales de género. Estas brechas son una expresión más de las dificultades que las mujeres tienen en el desarrollo de su carrera docente e investigadora, de los obstáculos internos y externos que tienen que salvar para garantizar su estabilización y promoción profesional, y de la necesidad de programas de conciliación laboral y familiar para ambos sexos que permitan mantener el ritmo adecuado en el ejercicio docente e investigador.

El manifiesto continúa explicando que, aunque la presencia de las mujeres en estudios de Grado supera a la de los hombres, es preocupante su infrarrepresentación en los puestos de responsabilidad y en las carreras STEM. La creciente importancia del dominio de las tecnologías para acceder a ocupaciones de relevancia social nos urge a actuar para cerrar la brecha digital de género que ya existe. La segregación educativa también se observa en la escasa presencia de hombres en las titulaciones relacionadas con la Educación, el cuidado y la atención a las personas, ámbitos menos prestigiados por la sociedad. Es necesario lograr el equilibrio para favorecer la corresponsabilidad.

Crue, a través del Grupo de Trabajo de Políticas de Género de su comisión sectorial de Sostenibilidad y en colaboración con la Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria, centra su reivindicación en la lucha contra todas estas desigualdades, desde el papel innovador de las universidades. Y apuesta por la implantación de los estudios de género, la transversalización de la perspectiva de género en la docencia, la investigación y la transferencia y el compromiso social como las vías más potentes para aumentar la concienciación y prevenir discriminaciones.

También reivindica el trabajo y el esfuerzo de las unidades de Igualdad de las universidades para el desarrollo de los planes de igualdad; la coordinación de los servicios para la eliminación de las violencias sobre las mujeres; el impulso de actividades formativas desde la dimensión de la igualdad y no discriminación, o la integración de la perspectiva de género en todas las actividades universitarias.

Por último, el manifiesto recoge que no se puede olvidar a las mujeres rurales, mujeres con discapacidad o migrantes ni a aquellas a las que la violencia machista ha silenciado. En definitiva, a todas las que, en algún momento, han sufrido discriminación por el simple hecho de ser mujeres.

En una jornada como ésta el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, también ha querido hacer un especial homenaje a las mujeres que están siendo víctimas de la invasión militar de Rusia en Ucrania.