Destacada participación universitaria en los actos del 8M de la UAL

0
480

El pasillo central del campus y la puerta de la Biblioteca Nicolás Salmerón acogen las principales actuaciones desarrolladas en la UAL en pro de la igualdad de la mujer.

El campus de La Cañada ha conmemorado del Día Internacional de la Mujer con varios actos que han tenido como escenario el pasillo central, con actividades formativas y de sensibilización muy participativas que han sido realizadas por estudiantes pertenecientes al Grupo de Buenos Tratos Acciónenred Andalucía de la UAL, y la lectura de un manifiesto en la puerta de la Biblioteca Nicolás Salmerón.

A las 12.00 horas se ha procedido a la lectura del manifiesto de Crue Universidades españolas, aunque la UAL se suma también a Red de Unidades de Igualdad de Género de las Universidades Españolas para la Excelencia Universitaria (RUIGEU). La lectura ha estado encabezada por la vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión, Maribel Ramírez.

A través de él se ha enfatizado en la necesidad de reflexionar sobre las condiciones que mantienen brechas y desigualdades que limitan a las mujeres el ejercicio de los derechos y libertades e impiden la consecución de la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. El lema escogido por la ONU para 2023 ha sido ‘Por un mundo digital inclusivo: innovación y tecnología para la igualdad de género’ el cual interpela especialmente a quienes tienen responsabilidades en el ámbito educativo. El manifiesto recoge que la Universidad es clave para un desarrollo tecnológico que permita la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, eliminando los sesgos de género en el ámbito digital y en el desarrollo de la IA, desde un pensamiento crítico que amplíe el conocimiento y el acceso a la tecnología.

El manifiesto leído continúa explicando que las universidades asumirán el reto de generar y transferir un conocimiento libre de estereotipos y roles de género, con proyectos de innovación que impulsen los valores democráticos y el uso y desarrollo de tecnologías para la igualdad de oportunidades. Esto conlleva, continúa el manifiesto, la introducción de la perspectiva de género en la docencia, la investigación y la transferencia, de forma específica y transversal. Solo así, añade, podremos contribuir a evitar que se mantengan las brechas salariales, digitales y de cualquier otro tipo, provocadas por las discriminaciones múltiples que sufren las mujeres.

Por otro lado, arroja algunos datos sobre la desigualdad en estos campos como el hecho de que las mujeres apenas representan un 13% en los estudios de ingeniería y tecnología y un 18% en el sector laboral relacionado con estos campos. Y añade que estas disciplinas como el resto de las materias STEM, representan las profesiones del futuro y son un factor clave para el progreso tecnológico, el desarrollo inclusivo y sostenible y el crecimiento económico. Nuestras sociedades necesitan más profesionales STEM, hombres y mujeres. Para ello, las universidades que forman parte de Crue, apuntan a que es necesario combatir los estereotipos de género, desarrollar políticas de Igualdad que tengan en cuenta las características del ámbito tecnológico y fomentar la corresponsabilidad en los cuidados.

En este sentido, la vicerrectora Maribel Ramírez ha señalado que “las mujeres somos el 50 por ciento de la sociedad y se está perdiendo el 50 por ciento del talento en las disciplinas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). No nos podemos quedar atrás dado que la tecnología es el futuro”. Aunque, ha indicado, las acciones llevadas a cabo desde el Vicerrectorado están dando sus frutos y en los últimos años son cada vez más las chicas que se decantan por estudiar este tipo de carreras, aunque aún queda mucho trabajo por hacer especialmente en carreras como Ingeniería Informática.

El manifiesto apunta a que en el ámbito universitario y científico estas políticas corresponden a las Unidades de Igualdad a través de la elaboración y seguimiento de los planes de igualdad que incorporan acciones de formación y sensibilización, así como de corresponsabilidad en los cuidados y de medidas para la erradicación de violencias contra las mujeres entre otras acciones, haciendo posible transitar el camino hacia una educación superior en igualdad. Desde Crue, como organismo que representa a la educación superior española, defiende su labor en la tarea de construir un mundo más justo e igualitario, a través de la educación superior y la formación permanente.

Por último, han recordado a todas las niñas y mujeres que ven coartado su derecho a la educación y especialmente en estos momentos las afganas e iraníes.