El Concurso de Fotografía ‘Cómo ves tú el Antropoceno’ falla sus premios en el Día Mundial del Medio Ambiente

0
635

Mónica Feriche gana la tercera edición de una iniciativa organizada por la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Almería y por la Fundación Patrimonio Natural, Biodiversidad y Cambio Global, que alcanza su mayor participación hasta el momento y que busca ser positivos y “romper con la dinámica de imaginar un futuro distópico”.

Un mochuelo en la muralla de la ciudad marroquí de Fez ha sido el modelo utilizado por Mónica Feriche, de Granada, para alzarse con el primer premio del III Concurso de Fotografía ‘Cómo ves tú el Antropoceno’. De hecho, así se llama la obra ganadora, ‘Mochuelo en la muralla’. A ella han seguido en la clasificación David Piqueras, con la imagen ‘Refugios’, que ha sido tomada en Valencia, y Antonio Farto, madrileño, galardonado por una foto titulada ‘Curiosidad’ y que ha sido captada en Huelva. Además de ese podio, ha habido dos finalistas, Javier Garrido con ‘Asomados a la puerta’, de Huelva, y Rubén Rodríguez con ‘Edificios amables’, de Almería. Este es el palmarés 2023 de una iniciativa de divulgación, que pretende una mirada optimista ante la crisis medioambiental, organizada por la Facultad de Ciencias Experimentales de la UAL y la Fundación Patrimonio Natural, Biodiversidad y Cambio Global.

Haciéndolo coincidir con el Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio, se ha realizado el acto simbólico de entrega de premios, ya que ha sido en formato on-line para facilitar la participación desde fuera de la provincia de las personas ganadoras. Presentado por Juan José Moreno, decano de la Facultad de Ciencias Experimentales, ha tenido a Javier Cabello, director del Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global (CAESCG), mostrando las fotografías galardonadas y explicando el contexto y los motivos de su elección. Moreno ha reconocido que su facultad está “encantada de colaborar, como siempre, con la Fundación Patrimonio Natural Biodiversidad y Cambio Global en este concurso, en el que se ha estado desde la primera edición y en el que se piensa seguir participando”. En ese sentido, ha destacado que “hacen una labor de difusión bastante importante de la biodiversidad en nuestro entorno, mostrando a través de la fotografía la influencia que sobre esta está teniendo el ser humano”.

Ha insistido en que “como Facultad de Ciencias Experimentales estamos muy motivados con este tema, puesto que tenemos un grado en Ciencias Ambientales que produce egresados anualmente, que son las personas encargadas de transmitir a la sociedad el valor de la biodiversidad y de todo lo que es el medio ambiente”. Ha dado la enhorabuena “a todos los participantes”, especialmente a los primeros clasificados, dejando en manos de Javier Cabello profundizar en las obras. La parte final se ha dedicado a escuchar a los premiados, todos muy agradecidos por la organización de este concurso y concienciados de la importancia de transmitir con la fotografía y el arte urbano un mensaje de protección de la biodiversidad. Las ciudades deben estar cada vez mejor preparadas para ser entornos amables y sostenibles. De hecho, el tema de este año ha sido precisamente el de la biodiversidad urbana.

Cabello se ha sumado a los agradecimientos y los ha extendido al jurado, recordando que se ha hecho coincidir la presentación del palmarés de esta tercera edición con el Día Mundial del Medio Ambiente por “una inquietud que cada vez se va manifestando más claramente sobre el hecho de que no podemos visualizar el futuro únicamente de una manera negativa con respecto a las cuestiones ambientales”. Ha añadido que “el medio ambiente ya es un aspecto absolutamente transversal para toda la sociedad, de tal manera que no es nada ajeno a ninguna de las actividades humanas, y el concurso pretende, a través de la fotografía, reflejar esas miradas de cómo nos integraremos, cómo vemos la participación de los humanos en el planeta”. Se ha felicitado de haber alcanzado mayor participación que nunca antes, “el resultado ha sido muy satisfactorio con 46 obras que se han presentado, correspondientes a 24 autores, y además pertenecientes a varios países”, ha dicho, creciendo “en participación femenina, que era un déficit”.

Se han mostrado las obras en pantalla, deteniéndose Javier Cabello en los detalles de cada una y posteriormente recordando que el contexto general del concurso es el Antropoceno, “el nombre que se le ha dado desde la ciencia ambiental al periodo de la historia de la Tierra en el que nos encontramos y que se caracteriza por la omnipresencia de la actividad humana, alterando el ritmo natural, digamos, y que es un concepto que surge desde la química ambiental, se extiende a la ecología y ahora también se está extendiendo ya a la estratigrafía, de tal manera que próximamente lo veremos incluso en las tablas estratigráficas de los geólogos”. Dicho esto, “la idea es reconocer que nos encontramos en un momento en el que las actividades humanas son una fuerza preponderante en la dinámica del planeta”, por lo que el concurso pretende “romper con la dinámica que tenemos de tener solamente un futuro distópico de lo que va a pasar en el futuro, porque puede atenazarnos en cuanto a las acciones, en cuanto a la toma de conciencia, puede a su vez crear ecoansiedad…  un poco reaccionar desde una perspectiva positiva a la crisis ambiental”. Se está estudiando una exposición de las obras, de lo que se darán datos más adelante.