“Es necesario identificar y olvidar los prejuicios en la aplicación de las normas”

0
160

Inmaculada Montalbán, magistrada del Tribunal Constitucional, ha ofrecido este jueves en la Universidad de Almería la conferencia ‘Desde el derecho de igualdad hasta la perspectiva de género’. La última actividad programada por la Unidad de Igualdad de la UAL con motivo de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

La última de las actividades programadas por el Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la Universidad de Almería con motivo de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ha traído hasta el campus almeriense la presencia de Inmaculada Motalbán, magistrada del Tribunal Constitucional, quien ha impartido la conferencia ‘Desde el derecho de igualdad hasta la perspectiva de género

“La jornada de hoy se enmarca en el programa de actos, organizados en el marco de Almería Unidad por la Igualdad, que realizamos para el 8 de marzo y este es el broche final. Para la Universidad de Almería es un honor y un orgullo traer a una persona tan relevante como Inmaculada Montalbán. Estoy segura que su trayectoria profesional y personal es un ejemplo para todas las mujeres”, ha destacado la vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión, Maribel Ramírez.

En su conferencia, Inmaculada Montalbán, ha mostrado la evolución que ha tenido en el ámbito jurídico el principio de igualdad de oportunidades de mujeres y hombres hasta su perspectiva de género. “La perspectiva de género entendida como un instrumento de análisis de la realidad para conseguir que las normas, cuando se aplican, no tengan un impacto negativo, en este caso sobre colectivos como pueden ser las personas más desfavorecidas y, en particular, sobre las mujeres”, ha señalado la ponente.

En este sentido ha destacado el papel que juega la perspectiva de género: “ayuda a mejorar la aplicación de las normas, evita impactos negativos cuando se aplica y pueden contribuir a mejorar también la democracia, en la medida que ayuda a eliminar la desigualdad estructural entre mujeres y hombres”.

Ha sido una charla en la que los estudiantes y todos los presentes han recibido una visión práctica de cómo aplicar las normas constitucionales de forma que se ajusten a los valores democráticos.

La magistrada ha incidido en la importancia de olvidar los prejuicios y estereotipos a la hora de aplicar las normas que, en su mayoría, han sido hechas por mentalidad masculina. “Tenemos que partir de un sistema normativo que viene anclado en la historia de siglos y que está configurado por mentalidad masculina. Es verdad que las leyes ya han ido avanzando en sentido de abrir brechas y entender que las soluciones necesitan comprender la diferencia que se puede dar entre una situación que padece una mujer y que padece un hombre, por ejemplo, por razón de maternidad. Es necesario que se olviden prejuicios y se identifiquen. Por eso es tan importante conocer el trabajo de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal de Estrasburgo de Derechos Humanos en materia de prohibición de discriminación de la mujer por razón de sexo”.

Por último, ha indicado que le parece una buena idea “apuntar y fortalecer los instrumentos jurídicos que tenemos en estos momentos difíciles en los que nos encontramos en los que se cuestionan valores democráticos por países invasores como es la guerra que Putin está desarrollando contra Ucrania. Tenemos que reforzar nuestro compromiso con la democracia y con valores como la igualdad. Por eso este tema unido a la reivindicación del 8 de marzo, me parece muy oportuno y tengo que facilitar a la Unidad de Igualdad de la UAL por hacerlo posible”.