Hace parada en la UAL la exposición fotográfica ‘Somos Migrantes’ dentro de su dilatado recorrido internacional

0
351

Proyecto con más de una década de duración y más de una veintena de artistas aportando sus obras, se instala en el hall de la Biblioteca Nicolás Salmerón y recibe el respaldo del Vicerrectorado de Igualdad, Inclusión y Compromiso Social, el Vicerrectorado de Cultura y Sociedad, la Escuela Internacional de Doctorado y la Pastoral Universitaria

Muchos lugares durante mucho tiempo, y ahora en la Universidad de Almería. La ya extensa trayectoria de la exposición fotográfica itinerante ‘Somos Migrantes’, parte visual e impactante de un proyecto global para la defensa de los Derechos Humanos de estas personas, se ha alojado en el hall de la Biblioteca Nicolás Salmerón, uno de los emplazamientos con mayor paso del campus. La ha traído el Servicio Jesuita a Migrantes en la provincia y la Pastoral Universitaria de la UAL, con la colaboración de la Escuela Internacional de Doctorado y de dos vicerrectorados, el de Igualdad, Inclusión y Compromiso Social por un lado, y el de Cultura y Sociedad por otro lado.

Todas las partes que la han hecho posible han participado de la inauguración, recibiendo las explicaciones de Daniel Izuzquiza, el director del Servicio Jesuita a Migrantes en Almería. Ha valorado muy positivamente haber llegado hasta el corazón del campus de la UAL: “Para nosotros es muy importante tener esta exposición aquí porque nos fortalece en la colaboración estratégica con la universidad para sensibilizar a la comunidad universitaria”. Sobre el lugar exacto de ubicación, “que sea aquí, en la biblioteca, que es un lugar de tránsito para muchas personas, es una oportunidad de acercar este mensaje y esta realidad a un público más amplio”.

Satisfecho por ello, ha entrado a detallar precisamente el contenido de ese mensaje y los objetivos marcados: “Nos permite vincular el trabajo diario que hacemos en los asentamientos chabolistas de la zona de Níjar, o atiendo a la gente recién llegada en pateras, y eso nos hace reconocer que todos somos migrantes, que este fenómeno migratorio atraviesa la historia de la humanidad y que hay personas que lo viven en una situación especialmente dramática, con las migraciones forzadas”. Es por ello que “hay que relacionar cuál es la mirada local cercana y el compromiso cotidiano con una mirada más amplia a los fenómenos que nos abruman, desde la República Democrática del Congo, a México, Ucrania, Siria y tantos otros lugares, sino también a Almería”.

El recorrido se ha realizado entre las instantáneas seleccionadas dentro de la aportación general de 24 artistas internacionales, la mayoría de ellos mexicanos, recogiendo momentos que remueven conciencias. Maribel Ramírez, vicerrectora de Igualdad, Inclusión y Compromiso Social, ha remarcado que “es un tema muy actual, humano y de impacto universal”, haciendo referencia precisamente a las imágenes: “Las fotos son un diálogo visual del esfuerzo, de los retos que tienen ciertas personas no solo por abandonar su país o su zona geográfica, sino también de enfrentarse a la parte emocional y social”. Ha añadido que “todas las imágenes”, no obstante, “están llenas de esperanza, de resiliencia y lucha para encontrar un futuro más amable”.

En similares términos se ha expresado la vicerrectora de Cultura y Sociedad, María del Mar Ruiz, al sostener que creo que “el poder de la imagen es muy importante porque nos enfrentamos a esas personas, a los dramas, a qué hay detrás de todos estos movimientos migratorios donde la vida se pierde, donde hay que dejarla atrás, todos los recuerdos, que son lo que hacen que cada uno de nosotros tengamos una identidad a una determinada tierra, a una determinada zona”. Por lo tanto, ha considerado que “es una oportunidad que está a disposición de toda la comunidad universitaria para saber lo que significa ese mapeo de la migración a través de imágenes, mostrando esa cartografía, ese viaje desde la salida hasta llegar a los campos de refugiados”. Ha finalizado con la apreciación de que “es muy interesante ver cómo los fotógrafos, a través de estos enfoques, los planes, enseñan que las personas están en situaciones peligrosas, y nos transmiten esas sensaciones de dificultad o de peligro”.

En definitiva, Ruiz ha dejado claro que “es una manera de crear conciencia sobre que estas realidades no están tan lejos, moviendo a ser más solidarios y empáticos”, que es una de las ideas plasmadas desde Pastoral Universitaria por Marisol Peinado, su delegada episcopal, quien además la ha contextualizado en una serie de acciones: “Esta exposición de ‘Somos Migrantes’ abre el camino a un ciclo conferencias que tenemos ahora, en el mes de marzo, en concreto los días 1 y 15, sobre ciencia y fe”. Ha detallado que los ponentes “son catedráticos de Filosofía de la Universidad de Granada”, avanzando que “se hablará del ser humano y ser cristiano, la fe y ciencia”. Se realizarán en el Auditorio de la Universidad de Almería a las 12.00 horas en sendas ocasiones y se espera una buena afluencia de personas interesadas.

Desde la Escuela Internacional de Doctorado, Macarena Jurado, como su subdirectora, ha explicado los motivos de su apoyo a esta iniciativa: “Pensamos que la universidad, y más el tercer ciclo, debe impulsar la formación de los estudiantes, la información de los estudiantes más allá de la propia investigación y de las cuestiones académicas”. A su juicio, “una persona que llega a estos niveles superiores debe tener como esperamos de la Universidad de Almería, conciencia, espíritu crítico, conocimiento de lo que ocurre más allá de las hipotéticas paredes de esta universidad, de lo que sucede en el mundo”.

Por su parte, el anfitrión y director de la Nicolás Salmerón, Arsenio Gutiérrez, ha recordado que “la biblioteca, además de organizar sus propias actividades para apoyar la enseñanza y la investigación, nunca quiere perder la faceta cultural; por eso hay una sucesión de exposiciones”. Ha reconocido que “este caso es muy especial, porque muestra una realidad que todos conocemos y que afecta a miles y miles de personas que se desplazan de su lugar de origen todos los días por falta de recursos o por enfrentamientos militares, y arriesgan sus vidas para buscar una situación mejor”. Se ha mostrado convencido de que “la biblioteca, con esta exposición, va a contribuir a sensibilizar a la comunidad universitaria sobre esta realidad”.