La psicología positiva y la IA centran la Jornada de Prevención de riesgos laborales y RRHH de la UAL

0
574

En su octava edición, esta actividad se consolidad en el calendario de actividades permanentes del Vicerrectorado de Deportes, Sostenibilidad y Universidad Saludable.

Más de un centenar de personas se han dado cita este lunes en el Auditorio de la Universidad de Almería en el marco de la VIII Jornada de Prevención de riesgos laborales y recursos humanos, organizada por el Vicerrectorado de Deportes, Sostenibilidad y Universidad Saludable y la Facultad de Psicología de la UAL.

Dirigidas a toda la comunidad universitaria, y en especial a los estudiantes de Psicología, Relaciones Laborales y Recursos Humanos y a todas las personas que trabajan en recursos laborales en la provincia, se han consolidado como una de las actividades fijas en el calendario de la UAL.

En ella ha participado Miguel Ángel Mañas, catedrático de Psicología Social y de las Organizaciones de la Universidad de Almería, con una conferencia sobre el bienestar laboral. En ella ha explicado el trabajo que llevan años realizando en el campus almeriense para aplicar la psicología positiva en el ámbito laboral. Y, a través de ella, que el trabajador mejore en su desarrollo y crecimiento laboral y personal. “Cuando trabajamos con la comunidad universitaria, PTGAS y PDI, vemos que el capital psicológico -la persona- funciona mejor y puede tener un mayor crecimiento en el trabajo, frente a variables negativas como el ‘mobbing’ o el estrés. Es algo que estamos aplicando a través de talleres para mejorar esta cuestión tanto en la UAL como en otras universidades, como la de Salamanca, a las que hemos trasladado nuestros talleres”.

A través de éstos, se mejoran las habilidades y recursos personales de los trabajadores en aspectos como tener más claros los objetivos, cómo ser más optimista, resilientes y cómo tener más esperanza. Pero también están trabajando con los líderes “a través del liderazgo transformacional, que es cómo enseñarles a los directivos a trabajar de forma más positiva con sus trabajadores y de esta forma sepan reconocer el trabajo de sus subordinados, marcarles la comunicación inspiracional y una serie de variables que suelen ser buenas para la mejora del trabajo y de los trabajadores”.

La Jornada ha contado también con la presencia de José María Peiró, catedrático de Psicología Social y de las Organizaciones dela Universidad de Valencia, quien ha impartido la conferencia ‘Transformación del trabajo en la era digital: el papel de las competencias digitales y las digitalizadas’. En ella ha hablado de cómo la Inteligencia Artificial y la digitalización están teniendo repercusiones en la sociedad y la vida de las personas en todos los campos, pero centrándose en el mundo del trabajo. “La digitalización, por un lado, puede ayudar a que el trabajo sea más humano, menos pesado, menos complejo, pero, por otro, puede ser pernicioso o generar nuevos riesgos psicosociales. He analizado distintos riesgos que pueden derivarse de la digitalización, como por ejemplo el control y el seguimiento del trabajo, que pueden hacer que las personas se sientan excesivamente supervisadas o que vean que de alguna manera no son las que toman las decisiones, sino que lo hacen los distintos algoritmos”.

De hecho, Peiró ha explicado que la Agencia Europea de Salud Laboral y Seguridad laboral ha declarado de 2023-2025 una especial atención a los riesgos psicosociales. Para sacar el máximo rendimiento y tener el mínimo de riesgos psicosociales, el catedrático señala que hay que diseñar unos puestos de trabajo con IA que sean más adecuados y buscar que la gente esté más preparada entrenándola no sólo en competencias digitales, sino también en cómo usarlas en el trabajo. “Cuando se trabaja con tecnología digital, no sólo hay que saber usarla, sino también usar sus competencias y habilidades de una forma que la hagan más competente. Por otra parte, es fundamental evitar la discriminación o sesgos que a veces introducen los algoritmos, o el exceso de supervisión constante y continuo desde las máquinas, que no permiten a las personas desarrollar sus habilidades y competencias. Hay que hacer que la máquina ayude al trabajador a aportar lo mejor de sí, pero al mismo tiempo que no controlen o anulen o dejen en un segundo plano al trabajador”.

También se ha desarrollado una mesa redonda sobre salud y bienestar a cargo de Montserrat Monterrat Hernández, nutricionista, y Enrique García Artero, profesor titular del Departamento de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la UAL.