La UAL celebra en Alhama unas jornadas sobre la mujer en el mundo romano

0
385

Durante tres días 4, 5 y 6 de julio, en el municipio se ha dado cobijo a grandes expertos de la Historia de Roma para hablar de la sororidad femenina en la historia de las mujeres romanas.

Bajo el título ‘Eslabones de feminidad en la antigua Roma’ y organizadas por la catedrática de Derecho Romano de la UAL, Rosalía Rodríguez, la Universidad de Almería ha celebrado unas jornadas que han convocado a medio centenar de asistentes, la mayoría estudiantes de Derecho, en el municipio de Alhama de Almería.

Desde el 4 al 6 de julio se han dado cita en este municipio grandes expertos en la Historia de Roma. El tema objeto de debate ha girado en torno al papel de las mujeres romanas en distintos periodos de la historia de Roma y su capacidad para crear lazos y redes para la actuación conjunta. La sororidad femenina, palabra que no está presente en la lengua latina, aunque sí el equivalente masculino de fraternidad, ha quedado visibilizada estos tres días.

Las Jornadas han supuesto una novedosa experiencia al salir fuera de los muros de las Facultades, acercándose a territorios próximos, como es el caso de Alhama de Almería, pero también a localidades cercanas como Huecija, Alicún, Íllar y Terque, con el objetivo de acercar a los estudiantes entre sí fuera del entorno en el que están durante el curso. También han contribuido a la dinamización social del municipio de Alhama de Almería. 

La inauguración contó con la presencia de las vicerrectoras de Estudiantes, Igualdad e Inclusión, Maribel Ramírez Álvarez, y de Ordenación Académica, María Angustias Marcos Calabrús, y el alcalde de Alhama de Almería, Cristóbal Rodríguez López.

Maribel Ramírez alabó esta iniciativa por “llevar la universidad a todo el territorio de nuestra provincia, extendiendo el conocimiento y la oportunidad de aprendizaje más allá del campus universitario”.  Además, sobre la temática elegida señaló que es “de gran importancia para comprender la historia y el papel de las mujeres en la sociedad. A través de estas ponencias, se busca visibilizar la sororidad femenina que ha existido a lo largo de toda la historia de Roma. Durante siglos la historia del mundo ha sido escrita con nombre de hombre. No sólo en la roma clásica. Las referencias a mujeres resultan casi anecdóticas y excepcionales. Es fundamental desempolvar el velo que ha intentado ocultar la solidaridad entre mujeres y reconocer que las raíces de la sororidad son tan profundas como la historia de Occidente”.

En la primera de las conferencias, la profesora Alicia Valmaña, de la Universidad de Castilla-La Mancha, habló sobre la capacidad de reunión y de búsqueda de un interés común de las mujeres romanas durante la República con motivo de la derogación de la lexOppia, procurando la vuelta a comportamientos relacionados con la exhibición de la riqueza de las matronas de clase alta.

En la segunda sesión, el profesor Jaime Vizcaíno, de la Universidad de Málaga, realizó un recorrido por todos aquellos recursos que la mujer romana empleó en el cuidado de su aspecto personal durante la época imperial, que suelen contemplarse desde las fuentes latinas bien como mera expresión de una “natural” vanidad del sexo femenino, bien como artificio para la seducción del varón. Esa visión simplista y tendenciosa excluye otras motivaciones y proviene de los estereotipos que ya sus contemporáneos trataron de cultivar y, sin duda, se han perpetuado.

El segundo día de estas jornadas, lo abría la profesora Rosalía Rodríguez López, analizando la unión de muchas mujeres cristianas en cenáculos o círculos en las primeras manifestaciones de religiosidad del cristianismo primitivo.  La capacidad económica de muchas de ellas; la falta de una influencia masculina clara -muchas de ellas eran jóvenes viudas- permitió su asociación y peregrinaje por el mundo cristiano naciente, mostrando una capacidad e independencia a menudo olvidada por la doctrina.

Ya por la tarde, la profesora Belén Malavé, de la Universidad de Málaga, expuso los rasgos comunes de las mujeres romanas acercando a la aristócrata y la no aristócrata puesto que ambas desempeñaban un rol específico como educadoras y transmisoras de los supremos valores de la ciudadanía romana. De hecho, aunque la mujer plebeya, en sentido lato, tuviese que trabajar fuera del hogar, parece claro que, en caso de tener hijos o hijas, la función educativa recaía en ellas igualmente.

Las conferencias se cerraron con la intervención de Manuel Romero, arqueólogo municipal de Antequera, que expuso los resultados de las últimas investigaciones que se han desarrollado en la necrópolis de época romana de Puerto Seco, formada por 54 enterramientos con una cronología de los siglos I al II d.C. formada por 30 inhumaciones y 24 incineraciones. Entre las inhumaciones destaca una, el denominado enterramiento 307. A parte de los restos óseos conservados en el interior del sarcófago, se ha documentado un ajuar espectacular, con muy pocos paralelos en el mundo romano: 15 ungüentarios de vidrio, dos jarros de mismo material, 25 fichas del juego ‘luduslatrunculorum’, (juego de los ladrones, el más popular de la Antigua Roma), una moneda de mediados del siglo II d.C. y varias cuentas de pasta vítrea.

Para finalizar, los intervinientes participaron en la  mesa redonda ‘La sororidad a debate’, con la participación del numeroso público asistente, que estuvo moderada por la periodista y directora de Aula de Radio de la UAL, Esther Benavides.