Un estudiante de la UAL gana un premio nacional por su TFG y consigue una beca FPU

0
611

Daniel Hernández ha sido galardonado con el I Premio de la Cátedra de Cooperativas Agroalimentarias de la Universidad de Valencia y Cooperativas Agroalimentarias de España. Además, ha quedado primero a nivel nacional en las becas FPU (Formación del Profesorado Universitario).

Hay veces, y cada vez son más, en las que el talento de los estudiantes de la Universidad de Almería traspasa las aulas y dan un salto a nivel nacional. Es el caso de Daniel Hernández -trabajador del CIDES y graduado en Derecho con el mejor expediente de su promoción- que con su Trabajo Fin de Grado ha recibido un importante premio nacional, el I Premio de la Cátedra de Cooperativas Agroalimentarias de la Universidad de Valencia y Cooperativas Agroalimentarias de España. En su TFG ha realizado un estudio sobre la integración de las cooperativas agrarias, analizando la ley nacional que existe al respecto, comparándola con una andaluza, sacando conclusiones y aportando ideas que podrán favorecerla.

El TFG tiene por título ‘La integración cooperativa agroalimentaria y su fomento’, y ha estado dirigido por Carlos Vargas Vasserot, catedrático de Derecho Mercantil de la UAL. La entrega del galardón se hizo en un acto celebrado por los organizadores del premio en Zaragoza, el pasado 22 de septiembre.

Es un trabajo que analiza la situación de las cooperativas agroalimentarias de España comparado con el resto de Europa, dejando en evidencia la necesidad que tiene las españolas de aumentar de tamaño. “El principal problema es que la ley establece una serie de requisitos para poder lograr la calificación de ‘Entidad asociativa prioritaria’ que en algunos casos como el de la facturación exigida, es una exigencia muy elevada y hay muy pocas cooperativas que lo cumplan. Quizás deberían haber puesto un límite más pequeño”, explica Daniel Hernández.

Sobre los beneficios que aporta la integración indica que “hace que las cooperativas aumenten de tamaño y sean más competitivas en el mercado, ya que en el caso de cadena alimentaria encontramos cómo los distribuidores son muy grandes y el poder de negociación de las cooperativas con ellos es pequeño, por lo que aumentarán en poder de negociación. Además, van a poder exportar al extranjero con mayor facilidad, con mayores ventajas, y también se van a beneficiar de ciertos beneficios que ofrece la ley frente a otras entidades que no tengan la calificación de ‘Entidad asociativa prioritaria’”.  

Pese a todas las ventajas, las cooperativas españolas son reacias a integrarse, “aunque se está tratando de fomentar y poco a poco se está consiguiendo porque en los últimos años ha habido una reducción del número de cooperativas por el proceso de la integración y ha aumentado la facturación, lo que demuestra que la integración que realmente funciona”.

Daniel Hernández, contratado predoctoral por la UAL, se muestra muy agradecido por este premio y también por haber logrado una de las 23 becas de Derecho FPU (Formación del Profesorado Universitario) que se han otorgado en España, y en las que ha quedado en primera posición.