El CECOUAL se suma al proyecto de conservación de la lechuza

0
359

El Centro de Colecciones Científicas de la Universidad de Almería recibirá cuatro pollos cedidos por el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona –GREFA-, que serán criados en un nido artificial abierto y volarán libres.

Desde el CECOUAL no han dudado en catalogarlo como un proyecto con un enorme potencial divulgativo y didáctico, precisando que en torno al mismo se llevarán a cabo diferentes jornadas de formación y sensibilización en las que se implicará activamente a la comunidad universitaria y al público general. Dará comienzo a las 13.00 horas de este sábado día 16 de junio, cuando se produzca la llegada al campus de la Universidad de Almería, en concreto al CITE V, donde tiene su sede el Centro de Conservación, de cuatro nuevos ‘universitarios’. Se trata de otros tantos pollos de lechuza común que en el acto de recepción serán introducidos en la caja-nido especialmente adaptada, y que ya ha sido instalada. Han sido criados en cautividad y llevan cedidos por GREFA. De su cuidado se encargará un grupo de voluntarios, que realizará el control, la vigilancia y la alimentación de los pollos. Cuando crezcan podrán volar libremente.

De entrada, varios expertos y voluntarios se implicarán en el desarrollo de un ‘hacking’ o suelta campestre en el Campus Universitario. Así, los pollos, de unos veinte días de edad, van a estar en ese nido artificial que estará abierto, porque se pretende que vivan en libertad. Por ello, serán alimentados y controlados por los participantes del proyecto, pero evitando ser detectados para evitar así su impronta en los animales. Crecerán, harán sus primeras salidas de la caja al exterior practicando el vuelo, conseguirán poco a poco su propio alimento, no dependiendo del hombre, y con el paso del tiempo, cuando se sientan suficientemente seguros, se emanciparán y buscarán nuevos territorios donde establecerse.

Siempre ha sido habitual contemplar el misterioso vuelo de la lechuza al anochecer, una especie clave en los ecosistemas y beneficiosa para el hombre por su función como controladora natural de plagas de insectos y roedores. Sin embargo, en las últimas décadas ha desaparecido de gran parte de sus territorios históricos, por lo que todo parece indicar que sus poblaciones están muy mermadas en Almería. Es por este motivo por el que el Centro de Colecciones Científicas de la Universidad de Almería se ha unido a la Sociedad para el Estudio y la Recuperación de la Biodiversidad Almeriense –SERBAL- y al Parque Oasys Mini Hollywood y se ha puesto en marcha este proyecto de conservación con sede en la Universidad de Almería.

Su objetivo, claro está, es reforzar las poblaciones de lechuza común en la provincia, así como promover la conservación de las rapaces nocturnas a través de la educación ambiental. Por ello el CECOUAL ya ha anunciado una serie de acciones complementarias encaminadas a mejorar la situación de esta fascinante rapaz en Almería. Esta especie, por su situación, ha sido elegida Ave del Año 2018 por SEO/BirdLife, y esto la hace, sin lugar a dudas, merecedora de una atención especial en Almería, algo que se intenta conseguir gracias a este tipo de iniciativas.

Cabe recordar que la lechuza común –Tyto alba-se encuentra protegida en ámbito nacional, estando incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. La drástica reducción de sus poblaciones se ha debido, entre otras causas, a la intensificación agrícola, a la utilización de rodenticidas e insecticidas, a la caza ilegal o a la falta de lugares propicios donde refugiarse y reproducirse. Para hacerse una idea del problema, en España y de acuerdo con la información aportada por SEO/BirdLife, se ha fijado su declive poblacional en un 13% respecto a 2005.