El Colegio Diocesano de San Ildefonso gana el Concurso de Cristalización en la Escuela realizado por la UAL

0
503

La fase local de esta actividad, ya consolidada a través de la acción de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Almería junto con el profesorado de Secundaria, ofrece otro curso más un alto nivel y mucha ilusión: “El primer objetivo es hacer germinar esta semilla de cristal en los chicos y chicas, y con ella la vocación científica”.

El entorno del Edificio de Gobierno – Paraninfo de la UAL ha albergado este año la fase local del Concurso de Cristalización 2023, organizada por la Facultad de Ciencias Experimentales para la provincia de Almería dentro del contexto general creado por el Laboratorio de Estudios Cristalográficos del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (CSIC-Universidad de Granada), en 2009. Dirigido a enseñanzas preuniversitarias, ha participado casi un centenar de estudiantes tras la inscripción previa de nueve centros que anunciaron su presencia.

El primer clasificado ha sido el Colegio Diocesano de San Ildefonso, seguido por el Colegio Ciudad de Almería, con el IES Sabinar en la tercera plaza y con el IES Valle del Andarax en cuarta posición. Estos han sido los finalistas que representarán a la provincia en la fase de Andalucía, a primeros de mayo, y visto su buen hacer participarán con muchas posibilidades de llegar a la nacional de este Concurso de Cristalización en la Escuela. Esta cita supone una forma original y novedosa de llevar la cristalografía a las aulas de los colegios e institutos de enseñanza media, así como de fomentar vocaciones científicas, alcanzando su quinta edición ya en la provincia de Almería y la undécima en ámbito nacional.

Con esta iniciativa se pretende llevar a los escolares el conocimiento de esta ciencia, tan presente en todas partes en nuestra vida cotidiana, pero tan desconocida. Transversal, ya que está presente en otras muchas ciencias, incluso en las Humanidades, también está en los avances tecnológicos de los que disfrutamos actualmente, muchos de ellos dependientes de cristales o de la información obtenida a través de la cristalografía. En esa línea, el catedrático de Química Inorgánica de la UAL, Antonio Romerosa, uno de los responsables de la organización junto al profesor Franco Scalambra, ha manifestado que “el crecimiento cristalino es hermoso, ya que se obtienen formas muy bonitas, pero a su vez demuestra cómo a través de una sistemática científica puedes conseguir una gran variedad de cosas”.

Ha abundado al respecto que “se dan cuenta de que eso que están haciendo, que puede parecer de primeras extraño, es muy cotidiano y lo tienes en el azúcar, o en la sal, en elementos del día a día que están a tu alrededor”. Romerosa ha manifestado que los propios participantes “han desvelado durante sus exposiciones que eso los ha motivado para aprender más y darse cuenta de la importancia que tiene el saber el método científico y el saber cómo aplicarlo para conseguir esa variedad que han obtenido y que va a tener una repercusión en la sociedad en la que viven”. Eso es “muy motivador, sin duda”, pero es posible gracias a la fluida relación con el profesorado de Secundaria: “Si uno quiere conseguir una participación intensa en calidad y cantidad como la de esta jornada, solo puede ser a través de una buena sintonía con quienes imparten su docencia en los centros”.

Ha hablado de “permear la interconexión y permitir que todo ese conocimiento se transmita a sus alumnos para que después tengan esa ambición científica, lo que será bueno para la sociedad”. Ese hilo conductor ha sido el utilizado por Franco Scalambra, que ha reconocido que “el jurado lo ha tenido complicado” y que “lo primero es hacer germinar esta semilla de cristal en los chicos cuanto antes mejor para que luego puedan desarrollarla, y con ella la vocación científica”. Ha insistido en que “es fundamental llegados a finales de sus estudios preuniversitarios que tengan madurado ese espíritu”. Satisfecho del nivel, “le han puesto mucho esfuerzo, han trabado mucho y han realizado trabajos muy interesantes, tanto desde el punto de vista de la belleza en si de las construcciones que han obtenido, como del espíritu científico que le han puesto”.

La web general del concurso es https://www.lec.csic.es/concurso/, en donde está la referencia a la fase andaluza, que tendrá lugar en el Parque de las Ciencias de Granada el próximo día 6 de mayo. Esta iniciativa ha recibido ayuda de la Unión Europea a cargo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía para el proyecto AT_21_00141_UAL Almería Investiga y Transfiere, ayuda a actividades de transferencia de conocimiento entre los Agentes del Sistema Andaluz del Conocimiento y tejido productivo.