Jóvenes científicas egresadas de la UAL comparten su experiencia profesional en una motivadora mesa redonda

0
759

La Unidad de Igualdad de la Universidad de Almería y la Facultad de Ciencias Experimentales brindan “un espacio de encuentro” con Marta Quirante, matemática, Laura Alonso, biotecnóloga, María Luisa Rodríguez, ambientóloga, y Araceli Rivera, química, destinado a darles “visibilidad a las distintas salidas laborales” de sus respectivas titulaciones

El Auditorio de la UAL ha albergado la mesa redonda ‘Mujeres en Ciencia: trayectorias y horizontes en las Ciencias Experimentales’. Ha sido moderada por Inmaculada López, directora de la Unidad de Igualdad, y ha contado con la suma de experiencias de cuatro ponentes, jóvenes egresadas de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Almería, que se ha unido a la organización. Lo más importante, según ha relatado la propia López, es que se realizado “a petición del alumnado de la facultad”, y se han ayudado a hacerla realidad “antiguos alumnos y amigos de esta universidad”.

El objetivo era claro desde el mismo momento de su planteamiento: “Brindar un espacio de encuentro y de diálogo con estas cuatro egresadas de la Facultad de Ciencias Experimentales de la UAL, de manera que ellas expongan de primera mano sus logros, sus desafíos, su experiencia profesional y de vida, y así y dar visibilidad a las distintas salidas profesionales que hay en el ámbito de las Ciencias Experimentales”. Inmaculada López ha llamado la atención sobre que “cada una de ellas se dedica a un campo diferente, una a las matemáticas como asesora financiera, otra es química, otra de las ponentes es ambientóloga y otra es biotecnóloga”. En ese orden de titulaciones, se trata de Marta Quirante, Araceli Rivera, María Luisa Rodríguez y Laura Alonso.

La primera ha explicado que estudió Matemáticas, pero ahora es asesora financiera, “y la verdad es que este tipo de iniciativas las afronto siempre con muchas ganas, porque al final dar a conocer al alumnado qué salidas hay, qué alternativas encuentras al camino tradicional, el que siempre te han contado, creo que es súper enriquecedor para todo el mundo”, textualmente. Su mensaje para las chicas que están pensando en cursar esta carrera ha sido claro: “Les diría que estuvieran muy abiertas a nuevas oportunidades, que fue un poco lo que a mí me pasó en mi experiencia, que siempre puedan dar la oportunidad a aprender otro tipo de habilidades, otro tipo de sectores, porque las matemáticas son una ciencia muy amplia que nos permite ser muy versátil y hay que aprovecharla”.

Laura Alonso, biotecnóloga, ha relatado que se dedica a la biotecnología agraria, “en concreto a la mejora genética vegetal”, con el añadido de que actualmente trabaja en una casa de semillas, en el Departamento de Investigación con el cultivo de pimiento”. Su experiencia ha sido muy buena: “Hace tres años que salí de la UAL, hace muy poquito, pero gracias a ella descubrí un mundo que no sabía que existía, que era la mejora genética vegetal de plantas, y actualmente pienso que Almería está en auge en este campo, es el nicho de la producción mundial hortícola, y yo ayudaría a todo el mundo y animaría a estudiar la biotecnología”. Es el camino “si de verdad se tiene pasión en las plantas, en aprender cosas nuevas, un carácter emprendedor, te gusta la innovación, ya que es una carrera muy novedosa”.

Respecto a María Luisa Rodríguez, “la ambientóloga del grupo de la mesa redonda”, no ha dudado en dar una respuesta a cómo se dirigiría a los estudiantes que están cursando su titulación: “Les animaría a que fueran también innovadores, en el sentido de que exploren aquellas salidas profesionales que en principio no parecen tan vinculadas a nuestra carrera, pero que con un poquito de formación se pueden alcanzar fácilmente, como por ejemplo en gestión de espacios naturales protegidos, en educación, en temas de calidad, en temas de agua residual, gestión de residuos y también sobre todo los animaría a desplegar las alas y a buscar las salidas profesionales fuera incluso de nuestra frontera”. En esa línea ha apuntado a “la Oficina Europea de selección de personal”, a la vez que hablado de otros destinos laborales: “También en instituciones como son los museos de historia natural, o los jardines botánicos… hay muchos sitios en donde pueden adquirir una especialización y un posterior trabajo, así que a aspirar y emprender”.

En cuanto a Aracely Rivera, ha desvelado su historia, también inspiradora: “Soy química y trabajo como investigadora postdoctoral en el Departamento de Química y Física, en el Área de Química Analítica, y trabajo además en el Grupo de Investigación ‘Química Analítica de contaminantes’”. Su principal línea de investigación es “la lucha contra el fraude alimentario a través de una serie de herramientas químicas”, lo que la llena plenamente, algo que ha trasladado al auditorio: “Estoy muy emocionada y muy agradecida de esta oportunidad y de poder contar mi experiencia profesional y vital en esta mesa redonda que espero que sirva para deshacer estereotipos y también para despertar el interés de las jóvenes muchachas y estudiantes de los diferentes grados que se cursan en la Facultad de Ciencias Experimentales”. Ha pretendido, “sobre todo, que piensen que no hay carreras o grados para hombres o para mujeres, indiferentes del género, todos podemos realizar lo que queramos porque lo que se necesita son personas y profesionales con valía, y eso engloba a todos y a todas”.