Los beneficios ambientales de los bosques urbanos protagonizan los Viernes Científicos

0
293

La actividad ha estado protagonizada por Paloma Cariñanos, profesora titular de Botánica de la Universidad de Granada, vicepresidenta de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos y coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Bosques Urbanos y Periurbanos de la FAO

La última cita de los Viernes Científicos, actividad consolidada de la Facultad de Ciencias Experimentales, ha tenido como protagonista a los bosques urbanos y sus efectos en la mitigación del cambio climático.

La Sala de Conferencias del Edificio de Ciencias Económicas fue el escenario en el que la invitada de esta actividad, Paloma Cariñamos, profesora titular de Botánica de la Universidad de Granada, vicepresidenta de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos y coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Bosques Urbanos y Periurbanos de la FAO, acercó al público asistente a los efectos que tiene la vegetación que nos rodea en las áreas urbanas y periurbanas.

Durante la charla, Cariñanos, explicó que la presencia de estos bosques en las ciudades contribuye al bienestar y salud de la población mediante la provisión de servicios ecosistémicos como la mitigación de la contaminación atmosférica, regulación del microclima urbano y del efecto de isla de calor mediante la provisión de sombra y la atenuación de altas temperaturas. También incide en la regulación de los ciclos del carbono y del agua, provisión de alimento y fomento de actividades deportivas y de ocio que mejoran la salud física y mental de los ciudadanos.

Sin embargo, aseguró que también pueden producirse efectos negativos en el desarrollo de estas funciones, como son las plagas y enfermedades que pueden afectar a algunas de las especies que conforman estos bosques, los accidentes que pueden causar, o la emisión de compuestos orgánicos y biológicos que afectan a la calidad del aire y la salud.

Uno de los datos destacados ofrecidos con Cariñanos es que una de las emisiones que mayor impacto tiene sobre la población es la de los alérgenos, asociados a la producción y emisión de granos de polen durante la floración. Estas emisiones son causantes de alergias respiratorias en casi un 30% de la población mundial, con cifras superiores en zonas en las que la contaminación atmosférica y las condiciones ambientales favorecen una reacción más intensa. Algo que, destacó, puede mejorarse con una adecuada planificación de zonas verdes de bajo impacto alergénico.

Cariñanos es una experta de referencia internacional en el análisis de los servicios que proporcionan los espacios verdes urbanos. Tiene una dilatada experiencia en la evaluación de servicios y diservicios ecosistémicos en áreas verdes urbanas, especialmente aquellos que tienen un impacto directo en la salud y el bienestar de la población. También está especializada en el diseño y la planificación de elementos de infraestructura verde que contribuyen a la mitigación de la contaminación del aire, la provisión de alimentos, la reducción del efecto de las islas de calor urbano y la disminución de los efectos alergénicos. Asimismo, la creación de espacios verdes urbanos multifuncionales, accesibles, inclusivos y que promuevan la cohesión social son también objetivos centrales de sus investigaciones.

La conferencia reunió a un nutrido grupo de profesores y estudiantes de la UAL y de la Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC). También, a profesionales que trabajan en diseñar y adaptar las ciudades del siglo XXI a las necesidades de nuestro contexto actual y futuro, sobre todo ante el cambio climático.

Los Viernes Científicos es una actividad que trae a la Universidad de Almería a ponentes de reconocido prestigio, siempre con un enfoque divulgativo. Está abierta y es accesible a toda la comunidad universitaria y a la ciudadanía almeriense.