Los investigadores de la Universidad de Almería conocen las herramientas efectivas de comunicación científica

0
93

En el seminario, titulado ‘Divulgar sin morir en el intento’, del pasado 21 de febrero han recibido el asesoramiento y formación para difundir la ciencia y la tecnología.

El Aula 23 del Aulario II de la Universidad de Almería ha acogido el Curso de Comunicación Científica, un evento desarrollado en diferentes Universidades de Andalucía. El investigador y director del Secretariado de Divulgación Científica de la UAL, José Antonio Garrido Cárdenas, ha sido el ponente de este seminario dirigido a los científicos de la UAL quienes han recibido detalladamente herramientas para saber cómo informar sobre sus investigaciones, de una manera efectiva. Y es que el tema del curso, titulado ‘Divulgar sin morir en el intento’, del pasado 21 de febrero, ha respondido a las dudas de la comunidad científica almeriense en este ámbito.

Garrido Cárdenas ha expuesto la importancia creciente que la comunicación científica tiene en nuestra sociedad, ya que “nos permite compartir y difundir los descubrimientos, avances y conocimientos generados a través de la investigación científica. Pero todo ello sin perder de vista que uno de los pilares fundamentales de la Divulgación es  entretener -junto al de formar e informar-, por lo que la transmisión debe hacerse de manera clara y accesible, ofreciendo sólo la información relevante sobre un tema específico, con el objetivo de despertar el interés y la comprensión del público”.

Garrido ha dado las pautas fundamentales para comunicar ciencia en diferentes formatos que tienen que presentar “siempre estructuras coherentes que permitan guiar al público a través del contenido científico utilizando un lenguaje claro y evitando el uso excesivo de tecnicismos”. Es esencial adaptar el contenido para que sea accesible a todo el mundo, “y para ello el uso de ejemplos, metáforas o analogías puede ser útil de cara a facilitar la comprensión de conceptos complejos”. Y todo ello sin perder rigor, citando fuentes fiables, presentando datos experimentales o estudios relevantes que respalden las afirmaciones realizadas. La transparencia en la presentación de la información contribuye a generar confianza en el público y fortalece la credibilidad del orador. Por último, José Antonio Garrido ha recomendado a los asistentes “el aprovechamiento de las actuales herramientas digitales que permiten utilizar recursos visuales, como gráficos, imágenes o videos, para enriquecer la presentación y facilitar la comprensión de los conceptos”.