Los doctorados internacionales de la UAL derivan en dos nuevos premios de gran prestigio para sus estudiantes

0
560

Ambos vinculados al Programa de Tecnología en Invernaderos e Ingeniería Industrial y Ambiental, la egresada Flor de Mayo González se alza con Premio de la Fundación OWSD-Elsevier 2022 dirigido a Acción Climática para mujeres en países en vías de desarrollo, y Francisca Carrillo obtiene el tercer puesto de los Premios Tesis Doctoral de CENTRA.

De forma consecutiva han llegado hasta el campus dos noticias muy satisfactorias para la Universidad de Almería, relacionadas en este caso con el buen hacer de su Escuela Internacional de Doctorado. Dos fundaciones de relevancia en materia de investigación y transferencia, Elsevier y CENTRA, han otorgado sendas distinciones a alumnas egresadas de la UAL en el mismo Programa de Doctorado de Tecnología en Invernaderos e Ingeniería Industrial y Ambiental. Respectivamente para uno y otro han sido Flor de Mayo González y Francisca Carrillo, la primera por sus aportaciones anteriores y posteriores a su paso por esta institución y la segunda precisamente por la tesis con la que ha finalizado sus estudios de postgrado.

El Premio de la Fundación OWSD-Elsevier 2022 ha ido a parar a seis científicas climáticas de países en desarrollo, entre las que se encuentra Flor de Mayo, desde Guatemala, junto a compañeras de Ruanda, Bangladesh, Yemen, Sri Lanka y Nicaragua. Todas han sido merecedoras de tal distinción, que se creó en 2013 para “elevar las carreras de más de cincuenta mujeres investigadoras en este tiempo”. Así lo ha contado la UNESCO, que ha añadido que estas científicas realizan “contribuciones a la investigación que está ayudando a abordar el cambio climático y avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, que incluyen el ODS13 (Acción climática), el ODS14 (Vida Submarina) y el ODS15 (Vida de ecosistemas terrestres).

La investigación realizada por las ganadoras “explora una amplia gama de impactos ambientales y sus posibles soluciones, desde convertir desechos en suelo artificial a transformar la contaminación plástica en productos viables para el comercio comunitario, pasando por aprovechar el poder de los microbios para mejorar el almacenamiento de carbono y la calidad del suelo y por usar los tipos correctos de plantas con raíces para ayudar a prevenir la erosión del suelo y fomentar la plasticidad del suelo”. Además, igualmente reconoce su compromiso dentro de sus comunidades, con el liderazgo y la tutoría, sin olvidarse del “uso de tecnologías innovadoras en su investigación”. En ese sentido, el activismo de González ha marcado su trayectoria.

La egresada de la Universidad de Almería no ha cesado nunca de divulgar, formar y sensibilizar, recibiendo con este galardón un gran espaldarazo a su entrega: “Este premio me permite expresar mi urgencia de fortalecer la legislación para proteger el medio ambiente y asegurarme de que estas leyes no sean palabras muertas”. Para Jennifer Thomson, presidenta de OWSD, “lo que están haciendo nuestras ganadoras de 2022 es absolutamente excepcional”, e Ylann Schemm, directora de la Fundación Elsevier, ha ido más lejos reconociendo que han modificado el premio “para responder a los desafíos clave de nuestro tiempo, como es el cambio climático, y respaldar el progreso que se está logrando en torno a los ODS de la ONU”. La ceremonia de entrega será el día 24 de marzo como parte de la Conferencia Internacional sobre Acción de Género y Cambio Climático en Estambul, Turquía.

En cuanto a Francisca Carrillo, su tesis lleva por título ‘Aumento de la producción y de los fitoquímicos: uso del silicio, amonio, luz artificial y Matlab’. Ha sido dirigida por los profesores de la UAL Miguel Urrestarazu y José Luis Guil, incluido en 2021 entre los investigadores más influyentes del mundo. La aportación de este trabajo es de enorme relevancia, ya que sobre la base de que “mediante la agricultura de precisión se pretende impulsar significativamente la producción hortícola mundial y satisfacer así la creciente demanda de alimentos de la población, con las ventajas añadidas de la sostenibilidad en el actual escenario del cambio climático”, el estudio de Carrillo ha buscado “la obtención de una mejora en la calidad de la producción en los cultivos sin suelo, pudiendo aplicarse además en ciertos casos a los cultivos en suelo, mediante el modelo agrícola almeriense”.

Esto se debe “al manejo de las nuevas tecnologías, como son el uso de cámaras termográficas y la aplicación de algoritmos en Matlab”. Para ello, “se ha realizado un control de la disolución nutritiva y de las técnicas de iluminación artificial, teniendo en cuenta la preservación del medio ambiente”. La tesis añade que “la correcta gestión del agua y de la fertirrigación, junto con el empleo de diferentes elementos químicos en las soluciones nutritivas, como son el silicio y el amonio, resultan esenciales a la hora de alcanzar un aumento en la producción para favorecer la concentración de fitoquímicos beneficiosos para la salud humana”. Su interés innegable le ha hecho merecedora del tercer puesto en los Premios Tesis Doctoral convocados por la Fundación CENTRA.

De carácter anual, estos galardones tienen como finalidad “impulsar y reconocer la investigación de excelencia propiciada por estudios relacionados con las líneas estratégicas de investigación que promueve la Fundación: ‘Andalucía en el escenario global’, ‘Transparencia y gobierno abierto’, ‘Bienestar y realidad social andaluza’, ‘Economía andaluza y claves de desarrollo económico para el futuro de Andalucía’, ‘Historia contemporánea de Andalucía’ y ‘Cultura e Identidad de Andalucía’. Han competido en esta edición un total de 25 tesis, todas admitidas por cumplir con la premisa de “generar conocimiento relevante y de utilidad para la toma de decisiones de las distintas administraciones públicas”, e “identificar oportunidades, riesgos y vulnerabilidades, anticipar acontecimientos y proyectar tendencias que puedan contribuir a mejorar la calidad de vida de los andaluces”.

Los Premios Tesis Doctoral están abiertos a trabajos de Ciencias Sociales, Jurídicas, Económicas y Humanidades, procedentes de cualquier universidad, pública o privada, cuyo tema esté dedicado a Andalucía. Su dotación total es de 5.500 euros, distribuidos en un primer premio de 3.000 euros, un segundo premio de 1.500 euros y un tercer premio de 1.000 euros, se trata de una de las iniciativas de mayor trayectoria y prestigio impulsadas por la Fundación CENTRA. Desde el año 2005, se han reconocido 31 tesis doctorales, de las cuales se han publicado una veintena tanto en formato digital como en papel, y se han otorgado más de 70.000 euros en premios. El jurado tiene en cuenta la calidad, relevancia y a aplicabilidad de los resultados para Andalucía, así como la originalidad e interés de la temática y la calidad científico-técnica en relación a la redacción, presentación y estructuración de los contenidos. El Centro de Estudios Andaluces pertenece a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior.