Los Viernes Científicos de la UAL se despiden hasta el próximo curso con ‘Matemáticas que parecen magia’

0
231

La edición 111 cierra de una manera especial, mezclando ciencia y espectáculo de la mano de Fernando Blasco, los primeros 15 años de esta actividad de divulgación de la Facultad de Ciencias Experimentales, que volverá en octubre

Se ha decidido poner el punto y aparte, el de un curso para otro, ofreciendo diversión sin perder la base sobre la que se sustenta: el rigor científico con el atractivo para el gran público. De hecho, se ha cerrado el año número 15 de los Viernes Científicos de la Facultad de Ciencias Experimentales con un espectáculo ofrecido por de uno de los más relevantes divulgadores de Matemáticas. El invitado ha sido Fernando Blasco, profesor de Matemática Aplicada de la Universidad Politécnica de Madrid y además presidente de la Comisión de Divulgación de la Real Sociedad Matemática Española, que en la edición 111 de esta propuesta de divulgación se ha ganado al numeroso público asistente con ‘Matemáticas que parecen magia: mezclas, probabilidad y orden’.

Sala de Grados de Ciencias de la Salud llena para disfrutar una vez más de Blasco, que ha visitado la Universidad de Almería por tercera vez, se ha transitado entre juego y juego por diferentes propiedades matemáticas, desafiando la intuición de los asistentes y haciéndoles partícipes de que “la magia utiliza muchas cosas de la ciencia, y hacemos juegos en los que todo tiene que ver con las matemáticas”. Así lo ha explicado textualmente el ponente, que ha desvelado además que “la idea es que muchos han entendido las matemáticas como algo que efectivamente es muy útil en nuestra vida, y es así, pero no lo entienden como algo que es divertido, así que lo que aquí se muestra es esa faceta de una aplicación de las matemáticas hacia la diversión”.

Ha recordado que “la magia siempre se ha servido de la ciencia porque la mayor parte de los ciudadanos no conocen la vanguardia de la ciencia, lo que pasó en su día, por ejemplo, con los mandos a distancia”. Fernando Blasco, no obstante, ha reconocido que “sí hay juegos de magia que yo, sabiendo cómo funcionan y haciéndolos, me sorprenden, porque no veía qué matemáticas había debajo, y decía, ‘a ver, lo que estoy haciendo es casi imposible’, pero luego, cuando lo piensas dices, ‘ah, pues es verdad, tiene razón de ser’ y es cierto que esto te lo encuentras muchas veces, o con ideas de ingeniería, en las que intervienen espejos, o intervienen materiales especiales… esas cosas que los magos utilizan, y en el fondo son productos de tecnología de última generación”.

En todo caso, no se olvida la pizarra sobre la que escribir lo que hay detrás de los trucos de magia: “Precisamente terminamos con el ‘cuadrado mágico’, una cosa que los magos de mentalismo hacen frecuentemente; ellos dicen que tienen ‘poderes’ por encima, y no es que los tengan, sino que saben una cosa que la demás gente no sabe”. Jugando con la edición que ha ocupado de los Viernes Científicos, “para mí 111 es 7 en sistema binario, el 7 es un número ‘mágico’ que aparecía en la Biblia, uno de los números mágicos que se han considerado desde la Antigüedad” -risas-. En lo que ha enfatizado es en dar “la enhorabuena a la Universidad de Almería porque lo que hace con los Viernes Científicos es muy interesante, algo que se mantiene haciéndose con regularidad, y ojalá que se hagan otras 111 más”.

Al menos retomarse el curso próximo sí que se va a hacer, tal y como ha asegurado el decano de Ciencias Experimentales, Juan José Moreno Balcázar: “Con la 111 cerramos el curso y volveremos en octubre, si todo va bien, con la número 112 que ya estamos planeando, de hecho, algo clave es que lo ponemos en el calendario de cada una de las titulaciones para que se sepa cuándo van a ser los Viernes Científicos del año que se afronta”. Ha puesto en valor que esta actividad empezó en 2009, así que el curso que viene afrontará su año número 16: “Yo creo que en el ámbito universitario, igual que con el boletín de la Titulación de Matemáticas, que lleva 17 años, hay pocas cosas que hayan durado tanto tiempo; es una actividad realmente muy consolidada y esperemos que siga así”. La despedida, la mejor posible: “A Fernando lo conozco desde hace bastante tiempo y es un ilusionista muy bueno, aparte de matemático, y lo que él hace es muy atractivo para los ciudadanos”. La titulación tiene la asignatura de Matemáticas Divulgativas, lo que ha elogiado el propio ponente.

De hecho, Blasco ha recordado que lo que hace es “mostrar esa parte de las matemáticas que no enseñamos en las facultades, las matemáticas recreativas como disciplina”. Su inspiración es Martin Gardner, que “empezó a escribir libros sobre esto en 1956, y eso en muchas facultades no se enseña”. Por ello, ha situado a los Viernes Científicos como un complemento en la formación, con el que se puede “mostrar todo lo que no entra en el currículo normal”. Ese pensamiento encaja en su interés por la divulgación y la relación entre educación y divulgación, en “la introducción de la ciencia como parte de la cultura”. Participa asiduamente como ponente en cursos de formación de profesorado, de monitores de museos científicos y en numerosos eventos de divulgación científica, dentro y fuera de España. Es experto en matemática recreativa y autor de los libros ‘Matemagia’, ‘El periodista matemático’, ‘Tu hijo puede ser un genio de las mates’, ‘Un conejo matemático en la chistera’ y ‘Más allá de la razón áurea: las constantes matemáticas’. Además, colabora habitualmente con medios de comunicación y ha sido reconocido con numerosos premios.