La Semana de la Cultura de la UAL deja al descubierto los ‘Secretos ocultos del desierto’

0
371

Inaugurada una exposición fotográfica, organizada por el Vicerrectorado de Cultura y Sociedad de la Universidad de Almería y la Estación Experimental de Zonas Áridas, que sintetiza líneas de investigación y acciones de conservación

Desde este lunes 18 de marzo y hasta el próximo viernes 17 de mayo permanecerá en la Casa del Estudiante de la Universidad de Almería la exposición colectiva titulada ‘Secretos ocultos del desierto’, con 32 obras de científicos de la EEZA que muestran su trabajo. Repartida en dos espacios, en la plaza delantera junto a la Escuela Superior de Ingeniería y en al atrio central del edificio, ha sido inaugurada por María del Mar Ruiz, vicerrectora de Cultura y Sociedad, y Teresa Abáigar, directora de la Estación Experimental de Zonas Áridas. Ambas han coincidido en lo fructífero de esta colaboración, que se extenderá con más acciones conjuntas en adelante.

Así, la vicerrectora ha enmarcado la exposición en la Semana de la Cultura y ha explicado el objetivo principal: “Hemos querido dar la posibilidad entre los estudiantes a la labor que está haciendo la Estación Experimental de Zonas Áridas, que depende del CSIC”. Sobre las futuras colaboraciones, su deseo se basa en que “es fundamental educar y divulgar, dar a conocer lo que están haciendo en la EEZA para la conservación del medioambiente, sus investigaciones y su compromiso divulgativo”. De hecho, se basa en una efeméride recientemente celebrada, la de ‘75 años investigando y conservando las zonas áridas’.

María del Mar Ruiz ha animado “a toda la comunidad universitaria” a visitarla, ubicada en un lugar estratégico del campus, “frente a la Casa del Estudiante y también en el propio edificio”. Ha recordado que su vicerrectorado impulsa diez Aulas Culturales, una de ellas la de Divulgación Científica: “Lo que queremos con ella es no solamente difundir, sino que creo que lo más importante es educar y concienciar, en este caso sobre que existe un calentamiento global del planeta que ya es indudable, ser conscientes de que se está investigando y que esa labor es fundamental para conocer hacia dónde vamos y descubrir cómo mitigarlo”.

Teresa Abáigar, por su parte, ha dado “las gracias a la Universidad de Almería por esta oportunidad de exponer nuestro trabajo en este entorno y dentro de la Semana de la Cultura, que es un evento importante para este cuatrimestre”, dicho de manera textual por la directora de la EEZA. Ha insistido en que el visitante se encontrará con “una exposición colectiva de todos los investigadores que hicimos con motivo del 75 aniversario de la creación de la Estación Experimental de Zonas Áridas, uno de los centros más antiguos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas”.

En 32 fotografías, la exposición “sintetiza las principales líneas de investigación y los proyectos que llevamos a cabo en nuestro centro, que tienen que ver con distintos aspectos de ecología, de conservación del medio natural, de estudio de los procesos de degradación ambiental y contaminación química”. Ha desvelado que “se intenta que las fotografías sean lo más impactantes posible y con un pequeño texto, de tal manera que todo el que pase por esta exposición, profesorado y alumnado, podrá llevarse una idea del trabajo del centro, que es vecino del campus”. Particularmente sobre los estudiantes, “es una oportunidad para complementar un poco su formación y sus conocimientos, además de los que le ofrece la UAL, que son muy amplios, pero los nuestros son más especializados”.

La coordinación científica es de la propia Teresa Abáigar junto a José M. Gómez, la coordinación técnica corresponde a Almudena Delgado y Alberto Ruiz, y el diseño y maquetación también de parte de estos dos últimos. Cada fotografía tiene un título indicativo del contenido y el mensaje que quiere transmitir, y varias ellas cuentan con la colaboración de más de un científico, sumando para ofrecer el producto completo de la imagen y del texto divulgativo que la acompaña. Llama la atención su alto nivel técnico y artístico, más allá del indudable interés de su aportación científica.