Concluyen los Cursos de Verano de innovación sociosanitaria e hidrógeno verde

0
364

Ambas apuestas para esta edición han finalizado con el respaldo de los participantes que han contado en cada sesión con la aportación de especialistas.

Con una valoración muy positiva, tanto por parte de sus directores como de los estudiantes, han concluido los Cursos de Verano ‘Innovación en la atención sociosanitaria a personas con dependencia y discapacidad’ y ‘Almería: un polo de hidrógeno verde’.

El primero de ellos, ha cerrado en su última jornada con la participación de Antonio López, catedrático de Trabajo Social de la UNED, con la ponencia ‘Retos y perspectivas de la inteligencia artificial en sanidad y servicios sociales’.

El catedrático ha explicado que “la inteligencia artificial supone un nuevo paradigma de intervención y el gran reto es producir datos robustos para que puedan ser analizados y que nos permitan anticipar patrones y actuar de una manera más eficaz. El segundo gran reto, para mí, es respetar los derechos digitales. Tenemos que dirigir nuestra intervención e incorporar a la tecnología siempre en función de una tecnología basada en derechos, diseñada desde los derechos. Y el tercer gran paso es evitar sesgos. Para todo esto necesitamos una inteligencia artificial humanizada, humanista, adecuada con valores democráticos, organizada desde los derechos, y esa es la clave fundamental del trabajo social y de la atención sociosanitaria. Un cambio no es solo introducir tecnología, sino hacerlo previniendo riesgos y aprovechando las potencialidades”.  

Antonio López también ha afirmado que cada vez se usa más la inteligencia artificial en el ámbito sociosanitario. “Por ejemplo, se están desarrollando proyectos para poder geolocalizar los servicios y que  un ciudadano pueda ser mejor atendido. Pero también es importante para detectar riesgos y poder intervenir. Cuantos más datos tengamos de alguna cosa, puede ser datos epidemiológicos, podemos trabajar sobre ellos con modelos predictivos que nos permitan abordar mejor los problemas emergentes, pero siempre respetando los derechos de los ciudadanos”.

En cuanto al balance del curso, su directora María Dolores Ruiz ha indicado que “ha sido positivo, con una buena acogida por parte de los alumnos. Se han planteado reflexiones y se ha generado debate en cuanto a temas sociosanitarios. Ha habido un intercambio en temas innovadores y líneas de investigación. En general ha sido muy participativo, no sólo a nivel teórico sino práctico con la implementación de talleres que han permitido simulaciones en contextos reales. Se han respetado los tiempos por parte de los ponentes y se ha generado intercambio de experiencias y buenas prácticas”.

Curso de Verano ‘Almería: un polo de hidrógeno verde’

Antonio Romerosa, director del curso, ha explicado que a lo largo del mimo se ha hablado de los  notables avances que se han hecho en nuevas tecnologías para producir energía del viento, del sol y del agua en movimiento, no obstante, sufren de un gran problema: su estacionalidad. “Todas generan energía sólo cuando las condiciones meteorológicas son adecuadas, o sea intermitentemente. Para que fueran eficientes, la energía producida en los picos de producción tendría que poder almacenarse y usarse cuando fuera necesario. El hidrógeno (H2) ha sido propuesto como la mejor solución a todos estos problemas ya que es un combustible limpio, genera agua al quemarse, con una gran densidad energética y no presenta huella de carbono”.

En el curso, patrocinado por el Ayuntamiento de Almería, H2BioTech, ISE, Medgaz y TCI Gecomp S.L, también se ha mostrado cómo la ciudad de Almería, por sus condiciones geográficas y sus empresas, puede ser un polo generador y suministrador de hidrógeno. “Sin duda hay que tomar las decisiones adecuadas y establecer las líneas de acción necesarias, crear la infraestructura adecuada y una atmósfera empresarial que haga buen uso de todas esas posibilidades. El curso también ha servido para generar el debate adecuado para que los agentes sociales y la sociedad tomen conciencia de todas las oportunidades que nos ofrece el futuro del hidrógeno”.

En cuanto a la participación de los estudiantes,  “ha sido unánime, muy dinámica, directa y honesta, implicándose desde el primer momento en la temática, vertiendo preguntas, argumentando con los ponentes y debatiendo todos aquellos aspectos que han considerado que han considerado importantes”. Finalmente, ha señalado Romerosa, “creemos que la ideo del uso del hidrógeno en nuestra comunidad como solución a muchos de los problemas energéticos y medioambientales, ha calado en la conciencia de los participantes en el curso, que era el objetivo principal del mismo”.