El Curso de Verano sobre ‘Conjuntos monumentales’ hará reflexionar sobre las oportunidades y recursos de Almería

0
1320

El rector de la UAL, el alcalde y la presidenta de Amigos de la Alcazaba han inaugurado este curso cuyas conclusiones se tendrán en cuenta para el Plan estratégico de la ciudad.

El rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez; el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco; la presidenta de la Asociación Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, y Rosalía Rodríguez, catedrática de Derecho Romano de la Universidad de Almería han inaugurado esta mañana el Curso de Verano ‘Conjuntos monumentales y su entorno: patrimonio, economía y turismo’, que se celebrará en el hotel AC Marriott de Almería hasta el próximo viernes 28 de julio.

Carmelo Rodríguez ha recordado que “entre los factores que buscamos de calidad para estos cursos, aparte de la excelencia de los ponentes, buscamos una temática que interese a la ciudadanía y buscamos interrelacionarnos con entidades y con la sociedad en general, y este curso cumple de lleno esos requisitos, ya que la conservación del patrimonio es un tema que cala de lleno en la ciudadanía. Abordaremos la defensa del patrimonio natural, social y cultural como elemento generador de turismo, empleo y desarrollo sostenible, pero para ello es imprescindible que se impliquen todos los agentes sociales, la ciudadanía debe ser consciente del valor intrínseco y cultural de su patrimonio como seña de identidad de los pueblos, y como un medio para interpretar y defender su pasado. Debe reclamar a las instituciones un compromiso activo de la conservación de los espacios”.

El rector también ha elogiado el trabajo que realiza la asociación Amigos de la Alcazaba en defensa del patrimonio y ha señalado la importancia de “ser poseedores de un tesoro patrimonial”, que implica además “que las instituciones responsables deben saber gestionar con eficiencia y crear recursos culturales, lo que redundará en una correcta conservación y en la mejora de la calidad de vida del entorno”. Además, el rector ha avanzado cómo la Universidad “tiene un compromiso con su entorno, queremos convertirnos en agentes dinamizadores y dar respuesta a los problemas y temáticas que afectan e inquietan a la sociedad almeriense”. Durante la inauguración del curso, último Curso de Verano de esta edición, ha realizado un balance de los mismos, “con seis sedes y sus subsedes, 400 ponentes y más de 1.100 alumnos”.

Se trata de un curso que pondrá en valor el patrimonio con que cuenta Almería y analizará su potencial turístico, así como las oportunidades y retos a los que se enfrenta ese patrimonio y también desde el punto de vista turístico. Oportunidades que serán tenidas en cuenta, ya que el alcalde de Almería ha destacado que las conclusiones serán escuchadas para el Plan estratégico de la ciudad que está elaborando. Ramón Fernández-Pacheco ha destacado el papel de la UAL en la ciudad, así como la importancia de estos cursos de verano que se están celebrando. Y ha señalado que Almería “tiene una clarísima vocación turística y además estamos en una espiral de crecimiento muy importante. Somos una ciudad importante desde el punto de vista patrimonial y debemos aprovecharlo y ofrecer al visitante una oferta global competitiva”.

Por su parte, la presidenta de Amigos de la Alcazaba, además codirectora del curso, ha hablado de la necesidad de un curso como éste, “es la primera vez que en 14 años vamos a hacer un evento de este tipo, vamos a hablar del patrimonio no solo desde el punto de vista académico a través de expertos sino también del práctico, y analizaremos la situación del patrimonio de la ciudad. Es el inicio de una nueva aventura que se va a dar en ese proceso de concienciación y apuesta por la ciudad, máxime teniendo en cuenta que ciudadanía significa valoración de tu entorno patrimonial y natural”. María Teresa Pérez ha agradecido además esta implicación de la universidad “con el patrimonio, que debe ser visto no como un problema sino como una oportunidad, como un recurso, y por eso esperamos que este curso sea útil a toda la sociedad de Almería, frente a esa falta de respeto al patrimonio que se ha dado durante siglos”.

Rosalía Rodríguez, también directora del curso, ha avanzado cómo “esa sinergia que se crea con la asociación amigos de la Alcazaba y su potencial permite que se cumplan los objetivos de sostenibilidad, de turismo y de visualización de una realidad que aún a los propios almerienses les cuesta ver, sin embargo, cuando viene gente de fuera les encanta la ciudad y su alcazaba. Tenemos que ver la ciudad desde el punto de vista de esa gente que viene de fuera que sí valora ese potencial que nosotros aquí parece que no acabamos de ver”.