Finalizan los Cursos de Verano de la UAL en Roquetas de Mar con la fiscal andaluza de Violencia a la Mujer

0
1243

Flor de Torres ha participado junto al experto en violencia de género, el doctor Miguel Lorente, en la mesa redonda que ha clausurado el curso sobre Estado del Bienestar. También ha concluido el curso sobre dignificar el final de la vida con la visión de una enfermera y una psicóloga en cuidados paliativos ante la muerte.

Los Cursos de Verano de la Universidad de Almería que se han celebrado en la sede de Roquetas de Mar, durante esta primera semana de julio, se han despedido con la ponencia ‘El edificio de la igualdad/ Post machismo en la era de la post verdad’ y la mesa redonda ‘Violencia de Género’ en la que han intervenido reconocidos expertos como el médico forense, Miguel Lorente, la fundadora de la primera asociación en España de mujeres contra la violencia de género, Asunción Miura, la catedrática de Derecho Romano de la Universidad de Almería, Rosalía Rodríguez y la fiscal delegada de la Comunidad Autónoma de Andalucía de Violencia a la Mujer y contra la discriminación sexual, Flor de Torres Porras.

Flor de Torres ha asegurado en el curso ‘Estado de Bienestar: nuevos enfoques ante la realidad social’ que el edificio de la igualdad tiene que cimentarse sobre un terreno construido por machismo y situaciones de desigualdad “donde las mujeres siguen siendo denigradas en todos sus derechos humanos pero en la versión optimista de este edificio hay una primera planta que nos va a dar unos resultados maravillosos que es la igualdad y la educación de nuestros menores en los centros escolares, en las casas, en la vida. Tenemos que agendar esa igualdad”.

La fiscal delegada de la Comunidad Autónoma de Andalucía de Violencia a la Mujer ha incidido en que hay que trabajar en la rehabilitación de los maltratadores de género “porque en la medida en la que invirtamos en la rehabilitación de un maltratador vamos a invertir en una sociedad igualitaria” a lo que ha añadido que “en nuestros órganos judiciales estamos viendo que estos maltratadores reinciden en sus conductas, por tanto, es un débito social seguir trabajando en su rehabilitación”.

En España cada año son asesinadas una media de 60 mujeres, sin embargo, en el último barómetro del CIS sólo el 1,7% de la población considera como grave este problema, según ha puesto de relieve el experto en violencia de género, Miguel Lorente “tenemos una situación con 60 homicidios anuales que es el grupo de población que más violencia sufre de España, donde sufrimos unos 300 homicidios al año, pues 60 de ellos son mujeres asesinadas en sus casas por sus parejas o ex parejas, si eso no es un problema grave tenemos un problema social y ese problema social está construido sobre las referencias del machismo, que llevan a entender que la violencia y los homicidios son producto de hombres con problemas con el alcohol, las drogas, con enfermedad mental cuando son hombres completamente conscientes que deciden usar la violencia y que la van elevando hasta que llegan al homicidio”.

Y en el último día del curso ‘Acompañar y dignificar el final de la vida: un reto para el profesional de la salud’ se ha impartido la ponencia ‘Enfermera gestora de casos en cuidados paliativos’ a cargo de la enfermera, Agustina Silvano Arranz en la que ha explicado la labor que desempeñan estos profesionales sanitarios “nos coordinamos con el resto de los equipos porque no somos los únicos profesionales que intervenimos, trabajamos en coordinación con el médico y con la enfermera de familia, con el equipo de apoyo psicosocial, con los trabajadores de la Asociación contra el Cáncer y con el equipo de cuidados paliativos a domicilio. Nuestra misión es detectar las necesidades que tiene el paciente y una vez detectadas movemos todos los recursos de los que disponemos para resolver el caso y que tengan la mejor calidad de vida posible y los mejores cuidados, unos cuidados de excelencia”.

La psicóloga, María del Mar Campos Ríos, ha clausurado el ciclo de conferencias con ‘El profesional de salud ante la muerte’ en la que ha reflexionado sobre las dificultades que encuentran los profesionales de la salud ante el afrontamiento de la muerte “una situación que nos conecta un poco con el miedo que tenemos todos los seres humanos ante la muerte; trabajamos todas esas cuestiones para al final poder ejercer la profesión de la mejor manera en las diferentes disciplinas, y poder ofrecer unos cuidados de calidad y acompañar en ese proceso tan inevitable para todos como es el de la muerte. Acompañar en esa buena muerte es el objetivo de todos los profesionales que participamos en el curso. Dignificarla”.