Pedro Ruiz: “Almería es una de las grandes alhacenas españolas”

0
1027

El gerente de la Bodega Pago de Carraovejas D. O. Ribera de Duero ha participado en el Taller Enogastronomía: entre ciencia y arte de la UAL con la ponencia ‘Cómo acercarse al mundo del vino’.

El curso de verano sobre Enogastronomía ha concluido este jueves y uno de los ponentes más destacados ha sido Pedro Ruiz Aragoneses, gerente de la Bodega Pago de Carraovejas. D.O. Ribera de Duero, de Valladolid, ha revelado cuáles son las claves para acercarse al mundo del vino “para nosotros es la puesta en valor del terruño desde una experiencia emocional. Y quizás esta sea la clave. La emoción o la pasión a transmitir desde el mundo del vino. Y eso se reduce a las sensaciones de disfrute, de placer que un vino transmite. Al final es te gusta o no te gusta y lo que te hace sentir un vino, una etiqueta, toda la historia que hay detrás de cada botella… pero cuánto más sencillo lo hagamos, más disfrutaremos de ello y más personas se acercarán al mundo del vino”.

Las bodegas de Pago Carraovejas y Ossian Vides y Vinos han recibido en los últimos años numerosas distinciones, siendo sus vinos reconocidos como grandes vinos de España y codiciados en más de 40 países “el principal reconocimiento es el del cliente. La demanda de nuestros vinos es como el doble o el triple de lo que elaboramos y este año estaremos seis meses sin vino hasta que salga la nueva añada. Es un problema por no poder atender a los clientes como nos gustaría pero nuestro compromiso con la máxima calidad hace que no podamos aumentar la cantidad de nuestros vinos alegremente. No es un grifo del que abres y tienes lo que quieras. Son producciones limitadas partiendo de una materia prima de máxima calidad. Y de eso no hay lo que quieras. Hay que trabajar mucho para conseguirla y seleccionarlo muy bien”.

Bodega de Pago de Carraovejas fue caso de éxito por el IE Bussines School o una de las cien mejores bodegas del Mundo por Wine Spirits en EEUU “al final el vino pretendemos que sea el reflejo de una pasión, de todos los que estamos detrás de cada botella con una filosofía clara: embotellar el paisaje de donde sale nuestra materia prima. Eso no tiene réplica, tiene su propia personalidad. Gustará más o menos pero es algo único. El resto es soñar y apuntar lo más alto posible”.

Una filosofía que se traduce en “una continua inversión en I+D+i tratando de aplicar siempre la última tecnología como el uso de drones y big data, en busca siempre de la máxima calidad y el mayor equilibrio posible. Y todo esto, ahora nos toca aplicarlo al proyecto Ossian, un singular verdejo de nuestras tierras segovianas”.

El prestigioso enólogo se deshace en elogios sobre la enogastronomía almeriense “quizás hace unos años era imposible pensar en la calidad de los vinos de zonas más cálidas como puede ser esta pero se están consiguiendo grandes avances y grandes resultados con vinos finos, elegantes y equilibrados, transmitiendo el carácter de la tierra. Almería es una de las grandes alhacenas españolas. Una muestra de la riqueza enogastronómica de nuestro país y en sí misma. Grandes vinos, excelentes aceites, maravillosos pescados y vegetales únicos… un paraíso”.

Carne con marca propia. Valles del Esla

Y muy cerca de Segovia, en León, encontramos ‘Valles del Esla: la carne con marca propia’. Su gerente, Luis Miguel Mencía, también ha participado, este miércoles, en el Taller de Enogastronomía de la UAL “nuestra carne se diferencia precisamente por ser una marca, lo que la define con sus cualidades  innatas, en este caso la zona de producción, la raza de cría, la alimentación, los sistemas de manejo, productos exclusivos como mamón, ternera, buey, pollo de corral o cecina, matadero y sala de despiece propios y trazabilidad mediante microchip”.

Sobre el fomento del branding o creación de marca propia en el sector “creemos que es de gran trascendencia la presencia  de marcas, IGP, DO ya que aportan transparencia y criterios de elección al consumidor” señala el empresario Luis Miguel Mencía. El binomio Enogastronomía “se puede desarrollar más sin duda. Aunque es cierto que un sector poblacional tiene otras necesidades y, por tanto, se preocupa más bien solo de precios, otro sector, cada vez más  numeroso, está muy preocupado por saber lo que come y bebe”, ha asegurado.

Este jueves, último día de curso, se ha dedicado en exclusiva a productos de Almería. Así ha comenzado la jornada con el aceite como protagonista con ‘El mejor aceite ecológico del mundo. Visita al Museo-Almazara Los Albardinales. Cata de Aceites’, actividad que  ha corrido a cargo de Rafael Alonso Barrau, gerente de Oro del Desierto, de Tabernas, Almería. Más tarde los participantes han visitado el secadero de jamones Serón Checa, de la mano de su gerente, Manuel Checa Corral. El curso ha concluido con un buen sabor de boca, ya que todos los asistentes podrán degustar productos artesanos de la zona en una comida ofrecida por el Ayuntamiento de Serón.