Un Curso de Verano formará a profesionales para mejorar la  calidad de vida personas mayores y con discapacidad

0
303

El municipio de Tíjola volverá a acoger un Curso de Verano dedicado a las personas mayores y más vulnerables. ‘Envejecimiento de la población y calidad de vida: gestión de residencias de mayores y discapacidad’ es un taller práctico que pretende mejorar la formación de profesionales implicados en el bienestar de estas personas para avanzar en su calidad de vida.

Del 13 al 15 de julio el municipio de Tíjola volverá a acoger un Curso de Verano de la Universidad de Almería dedicado a profesionales que desarrollan su labor con personas mayores, con discapacidad o dependientes. ‘Envejecimiento de la población y calidad de vida: gestión de residencias de mayores y discapacidad’ se presenta en modalidad de taller práctico con el fin de mejorar la formación activa y práctica de profesionales de centros y residencias, usuarios, cuidadores, estudiantes, guardadores, y profesionales del sector sociosanitario y jurídico con el fin de lograr de este modo avanzar en la calidad de vida de nuestros mayores y /o personas dependientes.

La gestión de las residencias y centros de mayores así como la vida de las personas mayores y más vulnerables se ha transformado en los dos últimos años como consecuencia del COVID-19. Las poblaciones rurales precisan de recursos sociosanitarios que contribuyan a mejorar la calidad de vida del envejecimiento de la población. Y este curso responde a esa demanda.

Está teniendo muy buena aceptación y quedan menos de 10 plazas disponibles. “Va dirigido a todas las personas que estén interesadas en estos temas. Es un encuentro de profesionales, pero para los estudiantes es una gran oportunidad para conocer a los profesionales de nuestra provincia y de fuera de ella, porque el curso va más allá de las ponencias. Los desayunos, por ejemplo, se convierten en una oportunidad de conocer la realidad de este mundo laboral”, ha explicado su directora María José Cazorla.

Este año los ponentes, “vienen de cuatro disciplinas muy diferentes porque las personas más vulnerables lo que necesitan es que se les dé soluciones integrales. Vienen gestores de empresas, médicos, gerentes de residencias, psicólogos, personas del mundo de la dependencia, de la discapacidad, del IMSERSO, profesionales del Derecho, Economía, Trabajo Social y empresas, porque todos juntos vamos a tratar de mejorar la vida de las personas mayores y de las personas con discapacidad” ha indicado María José Cazorla.

Por su parte, el director del curso Antonio Carrión ha destacado que durante tres días  “se van a tocar temas muy importantes porque el tema de mayores, de discapacidad, de calidad de vida (España es uno de los países con más longevidad de vida), cuidados de larga duración, temas de derechos, dignidad de las personas, dignidad de los profesionales, la adaptación de los modelos de gestión de residencias de mayores y de personas con discapacidad a las nuevas exigencias etc. son  muy interesantes”.

A partir de la pandemia, se han publicado nuevas normativas porque es cuando “se ha hecho una reflexión sobre los modelos de gestión y las necesidades sociosanitarias en las residencias de personas mayores y discapacidad y se está evolucionando hacia un modelo de cuidados donde se pretende mejorar la prevención para mejorar la autonomía, de protección de su dignidad y derechos, el cuidado de las personas,  asegurar una financiación pública suficiente y dignificar a los profesionales del sector”. Algunas de ellas se irán viendo a lo largo de este Curso de Verano.

Además de la formación teórico- práctica, los participantes van a poder disfrutar de tres días de convivencia en “un ambiente muy agradable, con buena hostelería y servicios”, ha destacado Antonio Carrión. Toda la información respecto a este curso, que se desarrollará en la Casa de la Cultura ‘Fidela Campiña’ de Tíjola, está en https://www2.ual.es/cverano/oferta-de-cursos/curso/53/envejecimiento-de-la-poblacion-y-calidad-de-vida-gestion-de-residencias-de-mayores-y-discapacidad