Valiosa medalla de bronce para la UAL en el Campeonato de España Universitario de voleibol masculino

0
1140

La selección de la Universidad de Almería derrota en la lucha por un metal con sabor a oro a la Carlos III de Madrid, a las chicas de balonmano se les escapa en dos resultados muy apretados y las de fútbol pagan un mal inicio de torneo.

De las tres competiciones del CEU en las que la UAL tenía esta semana representación se ha conseguido una valiosa medalla de bronce. La ha logrado el equipo masculino de voleibol, tercero de España con una única derrota en el campeonato organizado por la Universidad de Valladolid. Tras ganar sus dos partidos de grupo con marcadores abultados contra la Universidad del País Vasco y la Universidad Carlos III de Madrid, los chicos de ‘Didi’ entraron como primeros en la semifinal. En la misma se midieron a la Universidad de Valencia, viéndose dos sets por detrás en el marcador, ganando el tercero para pensar en la remontada, pero finalmente perdiendo el cuarto para un resultado de 3-1 en contra. Abocados a la pelea por el bronce, han vuelto a doblegar a la Carlos III, esta vez en un partido mucho más igualado que se tuvo que remontar (14-25, 26-24 y 15-10).

El técnico brasileño del combinado de UAL Deportes ha expresado su alegría por la medalla de bronce conseguida, concediéndole todo el mérito a los jugadores: “Estoy muy contento con los chicos, a los que les pongo la mejor nota no solo en este CEU, sino en el transcurso de la temporada, en la preparación para el CAU primero y después para el CEU”. Ha reconocido que Valencia “era superior a nosotros, con varios jugadores de competiciones de alto nivel, en Superliga y Superliga 2”, algo que le sirve para ensalzar más a los suyos: “A pesar de eso, hemos dado la cara y luchado frente a jugadores a los que se les notaba el volumen de juego que tenían”. Supuso un desgaste físico que se ha dejado notar en el partido por la tercera plaza, si bien “los chicos han hecho un muy buen trabajo y estoy orgulloso de todos ellos”, ha finalizado textualmente.

No han podido acompañarles, haciendo otro podio, las chicas del balonmano femenino, aunque sí en cuanto al buen nivel de juego. Con dos marcadores muy apretados en semifinal y tercer y cuarto puesto, han rozado una medalla que podría haber sido de cualquier color, pero se han quedado sin ninguna en total igualdad entre las primeras clasificadas a excepción de Castilla La Mancha, que ha sido la campeona con mucho dominio. En la fase de grupos se ganó a La Rioja por 20-27 y a Valladolid por 24-19, con derrota ante Valencia por 14-11. El partido se semifinales se disputó frente a la UCAM y estuvo en un pañuelo hasta los momentos finales para ceder con un marcador definitivo de 15-17. Ya en la lucha por el bronce ha vuelto a repetirse el escenario de pulso nivelado en un bonito encuentro que ha podido caer de un lado otro, siendo para el de la anfitriona Universidad de León por 32-31.

La valoración del técnico Rafael Florido ha pasado “por la situación en la que competíamos, con ausencia de hasta ocho jugadoras al coincidir el CEU con competiciones federativas”, dicho de modo textual. En todo caso, “se ha hecho muy bien”, luchando contra las dificultades: “La semifinal la pudimos ganar, pero probablemente por la falta de rotaciones el cansancio apareció antes y es por eso que cometimos más errores de los normales al final del partido, algo que se ha repetido en la final de consolación, pero hay que poner en valor que este cuarto puesto es meritorio y hemos competido muy bien”. Isabel Sánchez, segunda entrenadora, ha insistido en que “nosotras sabíamos que teníamos que venir con bajas importantes, con una convocatoria muy justa, pero además sabíamos que teníamos que darlo todo, y lo hemos hecho muchísimo mejor de lo que pensábamos”, dicho de modo literal.

A su juicio, “se lo hemos puesto muy difícil a León, pero eran muchas y nosotras no hemos podido hacer tantos cambios, por lo que físicamente se ha notado y han sabido que corriendo nos podían ganar”. En todo caso, “el grupo está muy contento con llegar hasta el cuarto puesto y con haberlo dado todo, demostrando que a pesar de las bajas ha luchado y lo ha rozado, por lo que se va con unas grandes expectativas para el año que viene”. Las mismas puede tener el equipo femenino de fútbol, que ha disputado el campeonato en la sede de la Universidad de Zaragoza. En su caso, una primera derrota engañosa por 5-1 frente a País Vasco se lo ponía muy difícil, con 1-1 al descanso y todo el equipo volcado para buscar el empate tras el 2-1. Como muestra de que podría haber sido de otro modo queda el empate 2-2 contra Valencia, que ha sido la universidad campeona, si bien no sirvió para pasar a la semifinal.

Manuel Calvo, responsable de Competiciones Externas de la Universidad de Almería, ha realizado una valoración muy positiva en “posiblemente la semana más importante para nosotros, porque competían a la vez los tres deportes de equipo que habían logrado su clasificación en los CAU”. En ese sentido, “se han cumplido los objetivos con solvencia, por encima incluso de los esperado con el ejemplo del balonmano femenino, que tenía un equipazo, pero que no ha podido contar con jugadoras importantes y pese a todo se ha quedado muy cerca de la medalla, así que muy satisfechos con nuestras representantes”. En voleibol masculino “se iba a por lo máximo, pero a su vez se era consciente de que había equipos muy, muy fuertes, UCAM y Valencia, con jugadores de Superliga”.

La medalla de bronce, leída así la situación, “era lo máximo a lo que podíamos aspirar y, por lo tanto, es como un oro realmente”, lo que Calvo ha querido resaltar para describir el mérito del grupo. Se ha lamentado de la mala fortuna en fútbol femenino, “que ha cumplido con su papel, ha luchado, con un mal resultado el primer día al volcarse en busca del empate y ser demasiado castigado al contragolpe por su rival, el País Vasco”. Muy poco real ese 5-1, “la prueba está en que al día siguiente se empató con Valencia, cuando Valencia le había ganado 6-0 al País Vasco”. Ha añadido que “la preparación para el CEU ha sido menor de la esperada y el objetivo ya en Zaragoza se ha cubierto, porque se ha competido al nivel que se podía esperar”. En conjunto, “ha sido una muy buena experiencia para los tres equipos y les servirá para en el futuro poder mejorar y llegar incluso más lejos”.