La UAL aprueba el Reglamento de Teletrabajo en el PTGAS

0
422

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al reglamento que pone en funcionamiento esta modalidad de trabajo. El personal técnico, de gestión, administración y servicios podrá acogerse voluntariamente a esta modalidad, para entre otros beneficios, mejorar la conciliación de la vida laboral y personal

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Almería ha aprobado este jueves el Reglamento de Teletrabajo para el Personal Técnico, de Gestión, Administración y Servicios (PTGAS), una demanda de la propia plantilla que supone además un impulso innovador en la gestión de los recursos humanos de la institución. De esta forma, la UAL se convierte en una de las primeras universidades andaluzas en aplicar de forma regulada el trabajo a distancia de su personal técnico de gestión, de administración y de servicios.

El documento ha recibido el visto bueno del Consejo de Gobierno con la felicitación expresa por parte de los representantes de los trabajadores, que han alabado la iniciativa y la eficiencia en su implementación.  La implantación de este proceso supone una opción voluntaria para este colectivo que podrá facilitar la conciliación de su vida laboral, personal y familiar, gracias a la flexibilidad de lugar y horario de trabajo que ofrece.  

El nuevo sistema presenta otras notables ventajas que redundarán favorablemente, tanto en las condiciones de trabajo para la plantilla, como en la prestación de servicios a la comunidad universitaria y a la sociedad almeriense. Así, este proyecto que mejora la huella ambiental de la institución reduciendo el nivel de desplazamientos al campus, permitirá mejorar la organización del trabajo, a través de la identificación de objetivos y la evaluación de su cumplimiento, y favorece un mayor compromiso y motivación por parte de los trabajadores.

Para favorecer la mejor implantación posible, el reglamento contempla sistemas de seguimiento y evaluación, el cumplimiento exhaustivo de las obligaciones en materia de prevención, seguridad en el trabajo y protección de datos, así como un proceso de concesión condicionado a las funciones de cada puesto de trabajo. Para poder acogerse a esta nueva modalidad, será necesario realizar una formación previa y suscribir un compromiso de plan individualizado de teletrabajo.