Estudiantes de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte imparten un Taller de Espalda en la Biblioteca

0
351

El objetivo es aliviar las tensiones y dolores de los estudiantes para que el estudio se haga de una manera eficiente durante la época de exámenes.

Sentarse de forma inadecuada con una mala postura acarrea una serie de problemas como dolores cervicales, dolor lumbar o de hombros. De ello dan cuenta los miles de estudiantes de la Universidad de Almería que estos días preparan sus exámenes y se pasan horas sentados frente a sus libros, apuntes y ordenadores. Con el fin de aliviar estos dolores, y sobre todo, de prevenirlos, un grupo de Embajadores de la Salud de la UAL está impartiendo estos días un Taller de Espalda en el pasillo de la Biblioteca.

Se trata de estudiantes de tercero de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte que han recibido formación en  una asignatura de hábitos saludables y calidad de vida, en el marco del programa de Embajadores para la Salud, del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo, el cual persigue que el alumnado participe en inculcar buenos hábitos al resto de la población universitaria.

Una de las primeras iniciativas que han llevado a cabo ha sido el Taller de Espalda. Para ello analizaron la postura de los estudiantes en la Biblioteca y “observamos que era una postura cifótica, con todas las consecuencias que eso con lleva: dolor cervical, hombros en rotación interna, o dolor lumbar”, explica Ginés López, uno de los organizadores del taller. Esta mala postura junto con la tensión producida por el estrés propio de los exámenes, fueron las causas por las que vieron la necesidad de realizar este taller.

El objetivo del mismo es  aliviar esas tensiones y dolores de los estudiantes para que el estudio se haga de una manera eficiente. “Está destinado a todos los estudiantes que durante el periodo de exámenes se encuentran en la Biblioteca. Se desarrolla en la hora que normalmente cortan el estudio para desayunar, a las 11.00 horas”, señala Ginés López.

Actualmente se está llevando a cabo en un pasillo de la Biblioteca habilitado para tal fin y está previsto que se desarrolle hasta el día 5 de febrero. “Hemos tenido pocos participantes debido a que llevamos pocos días en funcionamiento, pero esperamos que la asistencia incremente estos días y que los estudiantes descubramos que la Universidad de Almería pone a nuestro alcance la solución a las largas horas de estudio con molestias”.

La idea es que el taller pueda tener continuidad en el periodo de exámenes de finales de junio,  “de tal manera que los estudiantes podamos tener una vida activa y saludable”, concluye Ginés López.