La UAL refuerza el ‘Aprendizaje-Servicio’ organizando unas jornadas internacionales virtuales de primer nivel

0
304

En cuatro sesiones vespertinas, una por cada miércoles de noviembre, reputados especialistas expondrán su enfoque para ahondar en sus potencialidades educativas y favorecer el desarrollo de competencias, la innovación y la responsabilidad social universitaria”, ofreciendo aspectos teóricos y metodológicos, además de analizar varias experiencias reales de éxito.

No es algo nuevo en la UAL, ya que acumula una década de investigación, innovación y aplicación de las bases de esta corriente que en su momento resultaba novedosa, y que actualmente cuenta con la Asociación Universitaria de Aprendizaje y Servicio Almería. De hecho, a ella corresponde la organización de un evento que buscará varios objetivos, uno de ellos “difundir la metodología Aprendizaje-Servicio en el contexto de la Universidad de Almería y otros centros educativos y entidades sociales”. Dicha asociación, junto a los Grupos de creación de materiales didácticos y el Grupo de innovación y buenas prácticas docentes, con la colaboración de la Universidad de Extremadura y con el patrocinio del Secretariado de Innovación y Docencia Virtual del Vicerrectorado de Ordenación Académica, ha puesto en marcha una iniciativa con una gran repercusión social por el alto prestigio de los ponentes invitados. Así, a máximos nacen las I Jornadas Internacionales Virtuales de ‘Aprendizaje-Servicio en el contexto universitario’.

En ellas se pretenderá “dar a conocer aspectos teóricos, metodológicos y experiencias que se están desarrollando en el contexto nacional e internacional, visibilizar distintas prácticas que se están implementando en la Universidad de Almería, en colaboración con centros educativos y entidades sociales, y profundizar en los procesos de innovación e institucionalización del Aprendizaje-Servicio en la Universidad de Almería”. Tienen una cabida de 300 participantes y se han pensado para profesorado y alumnado universitario, si bien son del máximo interés también para profesorado de niveles educativos no universitarios y representantes y profesionales de distintas entidades sociales. Como añadido importante al programa del primer día, y muestra de la trayectoria en esta materia que ya se tiene acumulada, cabe destacar la presentación del libro ‘Teoría y Práctica del ApS en la Universidad’. Ha sido publicado por la EDUAL y van a participar sus coordinadores, que son Domingo Mayor, Mercedes Fernández y Magdalena Andrés.

Se realizarán cada miércoles de noviembre, los días 3, 10, 17 y 24, siempre en el mismo horario comprendido entre las 16.30 y las 19.00 horas. Respecto a los especialistas que participan, han sido seleccionados “por su reconocimiento nacional e internacional en distintas dimensiones de las prácticas de ApS: el desarrollo de competencias específicas y transversales, la práctica innovadora o el desarrollo de la Responsabilidad Social Universitaria”. Así lo han destacado desde la organización, añadiendo que en su día a día “algunos ejercen funciones formativas en estas temáticas, participan en equipos editoriales de revistas especializadas en la materia y son responsables de las oficinas de Aprendizaje-Servicio de sus respectivas instituciones universitarias”.

Así, en la primera sesión, después de que María Angustias Martos, vicerrectora de Ordenación Académica de la UAL, realice la bienvenida y apertura institucional, se contará con María Rosa Tapia, de la Universidad de Buenos Aires, que pertenece al Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario (CLAYSS), uno de los centros de referencia en esta materia en el mundo. Es también responsable del programa UNISERVITATE para la formación del profesorado universitario. A ella, ese mismo día, sigue en la programación Mayka García, que explicará el caso particular de la Universidad de Cádiz, en la que es la responsable de la institucionalización del Aprendizaje-Servicio y además presidenta y socia fundadora de su Asociación de Aprendizaje y Servicio. A ello cabe añadir que actualmente participa como experta en el proyecto internacional SEA-EU, para desarrollo de un centro ApS.

El miércoles 10 de noviembre la apertura la realizará José Cáceres, director del Secretariado de Innovación Docente, Enseñanza Virtual y Formación del Profesorado, perteneciente al Vicerrectorado de Ordenación Académica. El primer ponente va a ser Juan García, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, director de la oficina universitaria de Aprendizaje-Servicio-UNED y especialista en Aprendizaje-Servicio vinculado con las TIC. De hecho, su exposición versará sobre ello concretamente. Después de su intervención será el turno para María Jesús Martínez, de la Universidad de Valencia, directora del Servicio de Formación de Profesorado Universitario (SFPIE) a través del proyecto cApSa, reputada especialista en Aprendizaje-Servicio y Responsabilidad Social Universitaria. Igualmente, centrará su intervención en el aspecto en el que es más reconocida, vinculándolo con los ODS.

La tercera sesión, el día 17, tendrá la apertura institucional de Fernando Carvajal, director de Secretariado de Másteres, dentro del Vicerrectorado de Postgrado, Empleabilidad y Relaciones con Empresas e Instituciones de la UAL. Dará paso a Anna Escofet y su charla sobre institucionalización del ApS, en el caso concreto de la Universidad de Barcelona, a la que pertenece. Responsable de la oficina de Aprendizaje-Servicio de esta institución, es miembro del Consejo de Redacción de la ‘Revista Iberoamericana de Aprendizaje-Servicio’ (RIDAS). El siguiente turno lo ocupará la segunda presencia internacional, ya que desde México se suma a estas jornadas Azucena Ochoa, de la Universidad de Querétaro-México y miembro de la Red Mexicana de Aprendizaje y Servicio Solidario, además de responsable del Observatorio de la Convivencia Escolar UAQ.

La sesión final, fijada el día 24, va a tener apertura y cierre institucional a cargo de Maribel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la UAL, y se girará hasta el formato de mesa redonda para precisamente escuchar la voz del alumnado en los proyectos ApS. La ponente será Ana Zarzuela, de la Universidad de Cádiz, y también expondrán sus experiencias el alumnado: Alba Castillo, Gonzalo Sebastián Peña, Yamna Marraoui, Selene Pérez, Alberto Asensio, Esperanza González y Carolina Paula Moreno. Así se echará el telón a un evento que nace con la vocación de continuidad en el tiempo y que expenderá certificado de asistencia y se ha solicitado el reconocimiento de medio crédito ETCS.

La importancia de su realización radica en varias evidencias mostradas en un buen número de estudios realizados en los ámbitos latinoamericano y anglosajón. En ellos se deja clara “la influencia positiva del Aprendizaje-Servicio en distintas dimensiones del desarrollo académico, personal y social del alumnado universitario, como son adquisición de competencias tanto específicas como transversales y en aspectos concretos relacionados con el desarrollo vocacional, incremento del compromiso cívico, desarrollo de valores y mejora de los resultados académicos, entre otros”. También resaltan desde la organización “el potencial innovador de la metodología del ApS, ya que sitúa al alumnado en posición de ‘agente’ que debe utilizar los aprendizajes curriculares adquiridos para dar respuesta a las necesidades sociales y educativas detectadas en distintos contextos socioeducativos”.

Han añadido que “es considerado como una metodología pertinente para promover la Responsabilidad Social Universitaria”, y en este sentido se ha expresado literalmente la CRUE, planteando a las universidades esta recomendación: “El Aprendizaje-Servicio es una estrategia valiosa para la inclusión de la sostenibilidad en los currícula universitarios. Su enfoque es afín al concepto de Responsabilidad Social Universitaria contenido en el marco de la Estrategia Universidad 2015 y a las directrices aprobadas por la CRUE en 2005 y ratificadas en 2011 para la incorporación en todas las titulaciones universitarias de competencias transversales para la sostenibilidad. Así mismo, responde a la normativa universitaria actual, que reclama que las universidades favorezcan prácticas de responsabilidad social y ciudadana que combinen aprendizajes académicos en las diferentes titulaciones con la prestación de servicios a la comunidad, orientados a la mejora de la calidad de vida y la inclusión social (p. 3)”.