Ciencias Económicas y Empresariales estrena su nuevo edificio

0
1438

Las instalaciones, inauguradas este jueves por el rector de la UAL, permiten la reagrupación del profesorado del Departamento de Economía y Empresa, el que cuenta con mayor número de profesores de la UAL. Se trata de una construcción moderna, energéticamente sostenible y dotada con tecnología puntera de la que se podrá beneficiar toda la comunidad universitaria.

Este jueves, 30 de marzo, quedará marcado para siempre en la historia de la Universidad de Almería por ser el día en el que se ha inaugurado el Edificio de Económicas y Empresariales. Han tenido que pasar 14 años para que sea una realidad.

Cuenta con una superficie de 12.000 metros cuadros y con él se pretende suplir la falta de espacio y dispersión en las instalaciones del campus del profesorado del Departamento de Economía y Empresa, departamento con mayor número de profesores de la Universidad de Almería y que hasta ahora ha estado repartido en cinco edificios. Al mismo tiempo, este nuevo espacio permitirá liberar espacios actualmente ocupados por el citado departamento, permitiendo también la mejora de espacios para el resto de profesores e investigadores de la Universidad de Almería.

Un edificio que el rector, Carmelo Rodríguez, ha calificado en su inauguración de “emblemático”. Además, ha destacado que se ha buscado tanto la máxima funcionalidad como un buen diseño. “Es bioclimático, está dotado con sistemas de ventilación para el ahorro energético y, además, va a permitir una organización más coherente del profesorado. Los arquitectos Martín Van Gelderen Grether y Antonio García Bueno han presentado este edificio moderno y de vanguardia, sostenible a la vez, a varios premios de arquitectura”.

El rector ha anunciado que a este edificio se sumarán los solicitados en el centro de la ciudad. “Siguen los procesos de negociación para tener una ubicación en el Hospital Provincial, que están completamente cerrados. También hay buenas noticias del edificio del Paseo porque, por fin, se ha publicado la orden ministerial que permite la cesión. Y habrá alguna otra sorpresa en el centro de la ciudad que anunciaremos cuando esté cerrada”.

Por su parte, la decana de la Facultad de Ciencias Experimentales, Eva Carmona, Eva Carmona, ha indicado su alegría por ver por fin en funcionamiento este edificio. “Estamos muy contentos de poder unificar aquí a todo el profesorado del Departamento de Económicas y Empresariales. Cuenta con seminarios y aulas que van a permitir descongestionar los aularios de la Universidad. La utilización de estas salas está abierta a todo el campus”.

El nuevo edificio se concibe como un volumen con formas contundentes, donde en su interior se suceden una serie de cubos que emergen de manera alterna arrojando sombras unos sobre otros, dotando a la fachada de mayor fuerza y ejerciendo la función de telón de fondo para la plaza Rigoberta Menchú que se proyecta delante de la fachada.

La entrada permite el acceso a un hall acristalado a triple altura que favorece la ventilación cruzada, distribuyendo el aire por las tres alturas del edificio. Para su construcción se analizó en cada una de las fachadas la incidencia del sol a distintas horas con el fin de con el propio diseño, reducir al máximo el sobrecalentamiento del edificio para conseguir una reducción de la demanda de refrigeración anual.

Este edificio se ha realizado en dos fases, pues debido a la crisis del año 2009 no se pudo continuar con la obra, realizándose únicamente el aparcamiento, por lo cual han sido necesarios 14 años para convertirlo en una realidad. En 2022 se iniciaron las obras para alzar el edificio. Fue adjudicado por un presupuesto total de 5.657.534,72 euros.

En cuanto a su distribución, cuenta con 91 despachos individuales; 27 despachos dobles; 14 despachos múltiples; 4 salas de reuniones (una de ellas con acceso directo a terraza pensada para cuando haya jornadas con aforo reducido disponer de ese espacio para los ‘break’ y cafés); 6 despachos de Decanato y Departamento; 2 aulas y una Sala de Conferencias, dotada de última tecnología y aforo para 140 personas.

Una de las novedades que presenta el edificio es que, en la puerta de los despachos, en las placas con los nombres de los profesores hay un código QR. A través de su descarga los estudiantes pueden acceder a información que haya puesto el profesor sobre las tutorías como cambio de horarios o ausencia por enfermedad, etc.