La UAL es una de las pocas universidades españolas con estrategia en Transformación Digital

0
93

Un informe de la sectorial TIC de la CRUE Universidades Españolas, ‘hace una radiografía’ de la situación actual de los Servicios de Informática Universitarios.

La sectorial TIC de la CRUE Universidades Españolas, ha elaborado un informe en el que se evalúan determinadas problemáticas relacionadas con los Servicios de Informática de las universidades españolas. El informe ha sido publicado en la última reunión de la sectorial celebrada en la Universidad de Burgos.

El informe contempla que solo el 36 por ciento de las universidades encuestadas cuentan ya con estrategias en Transformación Digital, porcentaje en el que se incluye la Universidad de Almería desde donde se viene trabajando en los últimos años en ese sentido y que ahora refuerza este objetivo con la reciente creación del Vicerrectorado de Transformación Digital, al frente del que se encuentra José Antonio Martínez.

En este informe se estudian cuestiones como la edad media del personal TIC de las universidades, con el impacto que ello supone en un mundo tan cambiante como tecnológico. La edad media del personal está en 47 años, frente a los 52 de los directores del servicio. También se estudia las distintas modalidades de contratación del personal; las principales funciones desempeñadas por el personal TIC; los principales obstáculos a salvar de cara a la transformación digital que las universidades deben abordar (siendo el principal la resistencia al cambio, seguido de la falta de personal y de presupuesto) o los principales problemas relacionados con el personal (siendo el primero la falta del mismo y el segundo la falta de promoción y renovación generacional).

El informe también recoge el papel de la mujer en un ambiente predominantemente masculino como es el de la informática. En 2017 había un 76 por ciento de hombres en estos puestos frente a un 24 por ciento de mujeres. En cuanto a las dificultades para promocionar, el 36 por ciento de las mujeres cree que esto es una realidad, mientras que solo un 7 por ciento de sus compañeros comparte esta afirmación.