La UAL rinde un emotivo homenaje en memoria de Hermelindo Castro

0
724

El que fuera profesor de la Universidad de Almería y director del Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global falleció el pasado mes de junio. Desde este viernes, el Centro que dirigió durante 12 años lleva su nombre.

Ante una Sala de Conferencias del Edificio de Ciencias Económicas y Empresariales, repleta de familiares, amigos y compañeros, la Universidad de Almería ha rendido un emotivo y merecido homenaje a la memoria de Hermelindo Castro, quien fue profesor de sus aulas y director del Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global, fallecido el pasado mes de junio.

A partir de este viernes, a propuesta del Rectorado, el centro del que fue director durante 12 años ha sido renombrado como Centro Andaluz para el Cambio Global – Hermelindo Castro.

En el acto, presidido por el rector en funciones Carmelo Rodríguez, han intervenido también Carlos Montes del Olmo, catedrático de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid; Miguel Delibes de Castro, profesor de Investigación del CSIC y académico de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales Madrid; Laureano Castro Nogueira, hermano del homenajeado y Antonio J. Castro, hijo de Hermelindo Castro. Éste último ha sido quien ha recibido de manos del rector en funciones una placa conmemorativa.

El rector en funciones ha destacado que Hermelindo Castro “fue un hombre eminente, íntegro, que pasó por la vida predestinado a realizar grandes cosas, quizás sin proponérselo, impulsado principalmente por la pasión y el amor por la naturaleza. Su compromiso docente como doctor en Ciencias Biológicas y profesor titular de Ecología en el Departamento de Biología y Geología, así como coordinador de la titulación de Ciencias Ambientales en esta universidad; sin duda, ha ido despertando conciencia y sensibilidad, fortaleciendo el pensamiento crítico y, sobre todo, generando un cambio personal en cada uno de sus estudiantes”.

Además, ha indicado que en la UAL “su compromiso sin límites y trabajo impecable también como director del Centro Andaluz de Evaluación y Seguimiento del Cambio Global desde 2008 a marzo de 2020, junto con sus compañeros y amigos: Javier Cabello, María Jacoba Salinas y Ricardo Orts, ha tenido reflejo y proyección más que trascendental en nuestra sociedad. Como Universidad, nos sentimos muy orgullosos de este Centro de Investigación, actualmente referente nacional e internacional en la generación de conocimiento científico bajo una perspectiva inter- y transdisciplinar, para apoyar la transición a la sostenibilidad”.

Un liderazgo conseguido como consecuencia directa del trabajo realizado bajo la dirección de Hermelindo Castro, que a través del CAESCG creó un nuevo contexto donde científicos, gestores ambientales, educadores y partes interesadas trabajan juntos para gestionar los sistemas socio- ecológicos bajo el paradigma del desarrollo sostenible. Aunque gran parte del trabajo de este Centro de Investigación se ha centrado en la mitigación y adaptación al cambio climático, la perspectiva que aplica ha sido más amplia, atendiendo no sólo a los desequilibrios generados por el cambio climático, sino también al conjunto de cambios ambientales que se derivan de las actividades humanas sobre el planeta y que determinan el funcionamiento del sistema Tierra.

Por su parte, Antonio J. Castro, hijo de Hermelindo Castro, ha agradecido en nombre de la familia este acto y ha indicado que el legado su padre tiene que ver con la mirada que ejerció en los años 80 y 90 para entender la necesidad de que la Universidad se acercara al mundo de la empresa, entonces especialmente distanciados. “Supo ofrecer la Universidad a las empresas de Almería para que fueran partícipes del sentimiento de gestión de ambiental y la necesidad de generar desarrollo sostenible. Por otro lado, tuvo un importante papel en relación al servicio público, por los diferentes cargos públicos que ocupó como director de Medio Ambiente, y diferentes cargos en la Junta de Andalucía, o director de Europarc. Cargos desde los que luchó para trasladar a la sociedad la necesidad de que la conservación de la naturaleza no atañe a unos pocos, sino que tiene que ser un sentimiento de todos y convertirse en el motor de desarrollo de la provincia de Almería y Andalucía”.

Miguel Delibes de Castro, profesor de Investigación del CSIC y académico de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales Madrid ha destacado que “es un homenaje que se merece él, su familia y la UAL. Creo que cuando tenemos una desgracia así, hay que hacer un esfuerzo muy grande por superar el duelo y reunirnos todos para recordarle y hablar de su figura. Melo hizo muchas cosas por la UAL, por Andalucía y por Doñana, en concreto. Es una persona que sacrificó su currículum académico como científico por dedicarse a la conservación. Pero como dijo un colega, tal vez, lo que pierde, por un lado, lo gana por otro en ganas, en alegría, corazón y felicidad en el alma. Y esto Melo lo tenía y lo sabía transmitir”.

Carlos Montes del Olmo, catedrático de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid, ha recordado que lo conoció en los años 90 cuando creó un Aula de Ecología en la que invitaban a científicos de otras universidades a generar debate sobre la conservación de la naturaleza. “En esa época llamaba la atención el hecho de que no era un profesor universitario al uso, sino que abarcaba diferentes facetas o dimensiones más allá de la académica como docente o investigador. Como profesor de Secundaria transmitió a muchos jóvenes almerienses, a través de su vocación naturalista, entusiasmo por conocer y amar a la naturaleza, y como activista ecologista a defenderla de cualquier tipo de agresión. Melo era naturalista, amable, humilde, pero ante todo un hombre bueno”.

Laureano Castro Nogueira, hermano del homenajeado ha destacado de su hermano “su espíritu crítico, que era amigo de sus amigos y su gran disposición para dialogar con los que pensaban de manera diferente”. Y ha añadido que “Melo era una persona excepcional que tenía una gran capacidad para enfocarse en el lado bueno de la vida. No podemos, ni queremos olvidarlo. De nuestros padres heredó por el lado paterno un idealismo romántico que le permitía habitar con pasión en un mundo de ideas y relatos y una capacidad para abstraerse de la vida cotidiana en determinados momentos de desconexión. De la parte materna, adquirió una inteligencia pragmática que le permitía moverse con agilidad en mundo real junto con una gran capacidad empática con la que lograba unirse con los demás”.

El CAESCG es un centro de investigación de la Universidad de Almería que nació en 2008 con el fin de impulsar la obtención de evidencias científicas y metodologías para apoyar las políticas y acciones de gestión ambiental en el contexto del cambio global. Hasta marzo de 2020 la actividad del CAESCG estuvo bajo la dirección de Hermelindo Castro Nogueira, un miembro muy destacado de la comunidad académica de la Universidad de Almería y una de las personas más influyentes en el análisis y la gestión de espacios protegidos y la biodiversidad en Andalucía.

Con profundas raíces en Almería, el incuestionable trabajo de Hermelindo Castro fue fundamental para crear una conciencia de protección medioambiental, no sólo en el ámbito provincial o regional, sino también a nivel nacional e internacional, trabajando con expertos e instituciones de España, Sudamérica o el Norte de África.

Entre otros muchos reconocimientos, el profesor Castro Nogueira fue galardonado en el año 2019 por la Subdelegación del Gobierno con motivo del 41º aniversario de la Constitución, por su trayectoria personal y profesional, y el pasado mes de marzo recibió la bandera de Andalucía por su contribución en la defensa del medio ambiente.

En el plano académico, Hermelindo Castro Nogueira, fue coautor de más de veinte libros sobre los ecosistemas andaluces y de numerosos artículos científicos en revistas especializadas de prestigio y de divulgación, y dirigió a un nutrido grupo de estudiantes pre doctorales y postgrado. En su faceta investigadora, fue el investigador principal de una quincena de proyectos de ecología aplicada, gestión de recursos naturales y de conservación de la biodiversidad cubriendo ámbitos de aplicación regional, nacional o internacional.