Almería Unida contra la Violencia de Género arranca  su segunda edición

0
100

A esta iniciativa de acción común promovida desde la Universidad de Almería vuelven a sumarse la Subdelegación del Gobierno, el Ayuntamiento de la capital, la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía a través del Instituto Andaluz de la Mujer y el Hospital Universitario Torrecárdenas, optimizando los recursos y mostrado la importancia de la unión.

El mes de noviembre estará copado de actividades, todas en el marco de un amplio programa que tiene en el horizonte el 25N y que traslada un mensaje rotundo y nítido a la sociedad: las instituciones que la representan están unidas frente a la violencia de género. Promovida por la Universidad de Almería en 2021, con una primera reunión en el mes de mayo y después su puesta en funcionamiento en octubre, vuelve esta iniciativa que precisamente se llama, sin más, así, ‘Almería Unida Contra la Violencia de Género’. En el deseo de todas las instituciones está aunar esfuerzos para ser más eficaces y conseguir “poner a cero el marcador de víctimas”, como ha manifestado Maribel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la UAL en la presentación de la campaña.

Junto a ella, y sin fisuras, han intervenido la Subdelegación del Gobierno, el Ayuntamiento de Almería, la Diputación, la Junta de Andalucía y el Hospital Universitario Torrecárdenas, con repaso a las cifras de mujeres fallecidas a manos de sus maltratadores, 36 en lo que va de año en este país, nueve de ellas en Andalucía y una, Maite, la última en Almería, en Tíjola, el pasado mayo. Ella será protagonista de uno de los actos previstos en un proyecto que “lejos de buscar protagonismos pone en relieve la implicación en bloque de todas las instituciones almerienses para luchar contra la violencia de género, propósito que emana de una estrecha colaboración institucional que comenzó el año pasado y que se nutre de las aportaciones de los diferentes ámbitos de trabajo de cada una de las entidades que conformamos esta ya fortalecida alianza”, ha descrito textualmente por Ramírez.

La vicerrectora ha recordado que “la pretensión de la Universidad de Almería es aunar los esfuerzos para optimizar todos los recursos disponibles en nuestra provincia y articular actuaciones conjuntas de gran calado para toda la ciudadanía”, además de remarcar que “el objetivo es multiplicar el impacto en esa lucha en la que, necesariamente, todos debemos ir de la mano”. En clave de datos, “en Almería el número de mujeres que solicitan apoyo y asistencia se ha incrementado un 8% este año respecto al pasado”, definiendo la violencia de género como “una pandemia silenciosa” e instando por ello a “romper el silencio”, porque se sabe que “sigue habiendo mucho por hacer”, incluida más sensibilización con una “amplia programación, muy variada y además cargada de simbolismo”. La UAL, hará “especial hincapié en la formación interdisciplinar y específica”.

José María Martín, subdelegado del Gobierno, ha tomado la palabra afirmando que “lo verdaderamente importante es el mensaje público de unidad que trasladamos las instituciones, todos nos sentamos y señalamos al unísono que la violencia machista es un asunto público sobre el que se debe intervenir y ante el que no podemos bajar la guardia”, de modo textual. Ha resaltado la idea de que “cuantos más apoyos existan, mayor será la protección y más grandes los avances hasta conseguir una sociedad libre plenamente de la violencia machista”. La “terrible cifra” de mujeres muertas en 2022 engrosa la de “1.166 desde 2003, desde que existen registros”. Para la toma de conciencia general, “más de 2.500 mujeres en la provincia están protegidas por el sistema VioGén del Ministerio del Interior, “mujeres que se han atrevido a denunciar, porque cerca del 80% de las víctimas no denuncia, y si lo hace tardan una media de 9 años”. Como positivo, Almería triplica la tasa nacional de dispositivos de control telemático.

En cuanto a Paola Laynez, concejal de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Almería, ha sido clara a la hora de reconocer que “son datos que alarman, pero que no bajan, y queremos ser efectivos y que se erradiquen esas cifras que nos avergüenzan como sociedad y nos estremecen”. En esa línea, ha animado a las mujeres a que denuncien, pero también ha ido más lejos pidiendo a familiares y amigos a que lo hagan, “ayudar a la víctima y ser promotores de la denuncia”.  Ha destacado la labor continuada del consistorio capitalino, que cubre el año completo con iniciativas frente a la violencia de género, realizado un repaso sobre lo programado durante la campaña conjunta presentada con las demás instituciones. Habrá desde una exposición en El Acebuche hasta jornadas de asesoramiento jurídico y otras de asesoramiento psicológico, pasando por concursos destinados a la infancia y la adolescencia, charlas, una gala y la inauguración de cuatro bancos rojos más por la ciudad, por ejemplo.

Ese sentido de “involucrar a toda la ciudadanía” en el fin de erradicar la violencia de género es compartido por la Diputación, tal y como ha desvelado Nuria Rodríguez, diputada de Igualdad y Familia: “Tenemos el compromiso y el deber de seguir trabajando en contra de esta lacra, como se viene haciendo desde el año 1986, llegando a los ayuntamientos y las asociaciones para dotarlos no solo de recursos económicos, sino también de recursos técnicos, principalmente destinados a la prevención”. En cuanto a actos conmemorativos, además de esta campaña, la de Almería se ha unido al resto de diputaciones de Andalucía, sumando acciones en las que la finalidad es la misma. Se movilizará el Consejo Provincial de la Mujer, habrá un acto en el Cervantes con una charla a cargo de Ana Bella, proyección de documentales y cortometrajes, y con grandes cargas de emotividad, el recuerdo de Maite en su localidad, en Tíjola, con la involucración estrecha de la comunidad escolar.

Especial atención al colectivo educativo se prestará desde el Instituto Andaluz de la Mujer, integrante de esta iniciativa como una herramienta clave de la Junta de Andalucía. María del Mar Esparza, asesora del programa en Almería, ha pedido un minuto de silencio al inicio de su intervención y después ha continuado agradeciendo “ser parte de este encuentro”. Ha puesto en valor el “poner en marcha un programa formativo y de sensibilización”, recordando que el IAM es “transversal”, siempre en la “línea de una sociedad más justa e igualitaria”. Entre las actividades que organizará habrá jornadas en las que se atenderá a colectivos con doble vulnerabilidad, como mujeres con discapacidad, salud desde perspectivas de género y visitas guiadas al Instituto destinadas a estudiantes de Secundaria “en colaboración con la comunidad educativa para acercar a los jóvenes los servicios que presta”. Se ha detenido en hacer un repaso de lo programado en los centros municipales de El Ejido, Cantoria, Los Gallardos, Cuevas, Vícar o Vélez Rubio”, depositando la atención en el peligro de que la violencia llega cada vez a edades más tempranas.

Ha finalizado con el mensaje de que “todos somos agentes facilitadores de cambio social y, por eso, somos responsables”, que ha sido el idóneo para introducir la intervención de Miguel Ángel Mingorance, subdirector de Enfermería y presidente de la Comisión de Violencia de Género del Hospital Universitario Torrecárdenas: “Estamos de enhorabuena por poner en valor las sinergias y los esfuerzos para el abordaje integral de las víctimas de la violencia de género”. Ha sido rotundo, “constituye un problema social y sanitario de primera índole, una auténtica vulneración de los derechos humanos”. Además, ha definido la labor de los servicios sanitarios: “Jugamos un papel de importancia vital por la detección precoz y el abordaje precoz”. En esa línea, Torrecárdenas es “el primer hospital de primer nivel de Andalucía en ser acreditado como centro comprometido contra la violencia de género según 21 estándares, un entorno seguro con profesionales cada vez más entrenados y sensibilizados”.