El CPD de la UAL reduce en más de 5.000 toneladas las emisiones tóxicas a la atmósfera

0
67

La Universidad de Almería muestra su compromiso ecológico desde el mismo corazón de sus operaciones TIC haciendo balance de su Centro de Procesamiento de Datos, que cumple una década de sostenibilidad.

Son Tecnologías de la Información y la Comunicación ‘verdes’ las que hacen funcionar con normalidad a la UAL. Ello queda demostrado en la sala que concentra todos los recursos necesarios para el proceso de la información de la institución, conocida como Centro de Proceso de Datos de la Universidad de Almería. Puesto en marcha hace diez años, ha aportado un ahorro energético que al mismo tiempo ha auspiciado una notable reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera. En ese sentido, se diseñó en su momento precisamente buscando el logro de dichas pretensiones, y los datos arrojados demuestran que ha cumplido los objetivos con solvencia. No obstante, se trabaja en su evolución hacia necesidades futuras e implementación de servicios y prestaciones.

En concreto, en esta década, ha generado un ahorro económico de más de 400.000 euros para la Universidad de Almería y ha hecho una contribución al sostenimiento del medio ambiente que se ha calculado en más de 5.500 toneladas de sustancias contaminantes no emitidas a la atmósfera: 1.183 de CO2, 2.528 de SO2 y 1.797 de NOx. Tal reducción de emisiones lograda por el CPD de la UAL, junto al dinero que la institución ha dejado de desembolsar para poder invertirlo en otras necesidades, ha sido posible por la elección en su momento de la marca APC, cuyos equipos ya destacaban entonces por su ahorro energético frente a los demás del mercado, más económicos. En esa línea, se sabe la diferencia de consumo entre los unos y los otros, y en base a eso se ha podido calcular cuántos KW se han ahorrado, y con ello los euros y las emisiones contaminantes.

La sala del CPD de la Universidad de Almería conserva unas condiciones ideales de temperatura, seguridad, suministro eléctrico continuo y de calidad y otros requerimientos, gracias al material del que se le ha dotado. No en vano, es el espacio físico que alberga todos los servidores de esta universidad, tanto institucionales, gestionados por el STIC, como de grupos de investigación, en el que en la actualidad hay unos 300 equipos. Por tanto, este Centro de Proceso de Datos de la UAL tiene como función principal proporcionar precisamente una ubicación segura en todos los sentidos, incluso frente a los robos e incendios, a los servidores que albergan toda la información institucional.

Las próximas acciones en el CPD estarán sujetas a aquellas necesidades que vayan surgiéndole a la Universidad de Almería, si bien ya se está trabajando en mejorar el sistema de monitorización, de manera que el personal del STIC esté informado lo antes posible ante cualquier incidencia o eventualidad de temperatura, eléctrica o de otra índole que pudiera afectar a los servidores. De su aportación hasta el momento se extrae un balance muy positivo, toda vez que el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea asegura, en un informe técnico fechado en el año 2018, que el sector de las TIC, tenidos en cuenta los centros de procesamiento de datos, genera hasta el 2% de las emisiones mundiales de CO2. La Universidad de Almería, por tanto, ha dado los pasos pertinentes para hacer frente a este problema, mostrando una vez más su compromiso ecológico y su apuesta por la sostenibilidad como una cuestión transversal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here