La UAL amplía las taquillas para patinetes eléctricos con una nueva estación de depósito y carga en el Aulario IV

0
407

El Vicerrectorado de Deportes, Sostenibilidad y Universidad Saludable se felicita de que “la comunidad universitaria quiere ser cada vez más sostenible”, teniendo ya cuatro instalaciones de este tipo repartidas en puntos clave del campus.

Nada más comenzar el año 2021 se pusieron en funcionamiento las primeras plazas en UAL Deportes, tanto en el Centro Deportivo como en el Pabellón de Deportes. Así se daba respuesta a la demanda creciente de los usuarios de estas instalaciones, y se anunció una expansión paulatina por el resto del campus que ha venido realizándose hasta la presentación de las últimas plazas disponibles en el Aulario IV. Javier Lozano, vicerrector de Deportes, Sostenibilidad y Universidad Saludable, junto a José Joaquín García, director del Secretariado de Sostenibilidad, han supervisado la puesta en servicio de estas nuevas taquillas para patinetes eléctricos.

Javier Lozano ha remarcado que “en el plano institucional se cree que la movilidad sostenible, dentro del ámbito que tengo el honor de dirigir, es una pata importantísima para esta universidad y para la sociedad en general”, textualmente, recordando el “momento muy difícil” medioambientalmente hablando que se está atravesando. Ha hecho referencia a la “emergencia climática”, así como a la concienciación que en todo momento se ha tenido en la UAL, lo que ha sido corroborado por José Joaquín García: “Una de las actuaciones que entendíamos más importantes fue la potenciación de la bicicleta a través de Plan Bici, y también de los patinetes; como lo primero es la compra o el alquiler, hemos alcanzado un acuerdo con Cajamar para que a ‘interés cero’ se puedan adquirir”.

A eso se une la dotación de plazas de aparcamiento, con 18 nuevas, “que evitan el vandalismo, el robo, y que suponen la comodidad de la recarga en paralelo a través de una aplicación de uso sencillo”. Un lugar clave para el Secretariado de Sostenibilidad era el Aulario IV, con “un movimiento estudiantil importantísimo”. Es ya la cuarta zona habilitada, “un punto y seguido” dentro de “un camino que quien no lo vea, se está equivocando”. Por ello, el vicerrectorado tiene abiertas varias vías. Respecto a carriles bici, ha desvelado conversaciones con el Ayuntamiento para mejorarlos, “porque el sur está terminado, con sus semáforos y con regulación, pero el norte no”. Además, “tenemos la posibilidad de coche compartido, que la estamos estudiando a través de una aplicación”, y los patinetes, “teniendo en cuenta dónde dejarlos y en qué condiciones dejarlos”.

José Joaquín García ha recordado que esta estación de depósito y carga es “un equipamiento necesario en UAL, porque la demanda tanto del estudiantado como del PAS y del PDI es muy alta”. Ello lleva consigo un mensaje de fondo en clave positiva: “La gente cada vez quiere ser más sostenible y quiere utilizar medios de transporte limpios”. Las ventajas de esta y de las demás estaciones al servicio de la comunidad y repartidas por las dependencias universitarias son obvias: “Te permite que no tengas que preocuparte por dónde dejar el patinete, porque aquí tienes un espacio para guardarlo sin peligro de robo, y no sólo para dejarlo, sino que además se carga mientras tanto y cuando terminas tus clases o lo que tienes que hacer en campus, puedes utilizarlo tranquilamente”.

Respecto a la ubicación de las taquillas, “se procura que sean puntos estratégicos para que haya una equidistancia respecto a los distintos emplazamientos del entorno, digamos, aparte de que el Aulario IV alberga muchísimas clases y tiene mucho tránsito de una manera permanente”. De hecho, ha manifestado que se ha entendido como “imprescindible” que hubiera en este edificio, al igual que resultan necesarias otras infraestructuras que también se han desarrollado: “Entre las actuaciones que se han hecho desde el vicerrectorado han sido el carril bici interno y conectarlo con el externo que viene de la ciudad, y en paralelo dar este servicio de guarda y de carga de patinetes y de bicis eléctricas”.

García ha subrayado la gestión de un acuerdo con Cajamar “para que la financiación de la adquisición del patinete sea a 0% de interés”, poniendo más fácil la expansión de la movilidad sostenible entre el campus y la ciudad: “Lo tienes todo; pondríamos entre comillas que quien no viene en patinete es porque no quiere, no porque no puede, porque realmente lo tienes todo para que sea más fácil el cambio de hábito”. El uso es sencillo, muy intuitivo, con un código QR que hace de ‘cerradura’.