Alberto Manguel en la UAL: “Tenemos que recuperar el prestigio de la palabra”

0
478

El más alto nivel se cita en el III Congreso Internacional sobre Lectura y Educación Literaria, con la conferencia inaugural a cargo del director de la Biblioteca Nacional de la República Argentina y la de clausura de Antonio Mendoza, padre de la Didáctica de la Lengua y la Literatura.

Alberto Manguel ha sido presentado por María del Mar Ruiz, vicerrectora de Extensión Universitaria y Deportes de la Universidad de Almería, tras la apertura oficial a cargo del recto Carmelo Rodríguez: “Cuando hace tres años asumí mi cargo, me comprometí a facilitar el desarrollo integral del estudiante y la lectura es un elemento vertebrador, así que por eso considero crucial que se generen espacios, encuentros y foros de expertos en los que debatir, proponer e investigar aspectos tan relevantes de esta temática”. Con un repaso al programa, el rector ha resaltado el hecho de vivir “tres días intensos de puesta en común con el fin de analizar los factores que determinan la lectura y su proyección formativa”.

En ese sentido, ha felicitado a los organizadores de este III Congreso Internacional sobre Lectura y Educación Literaria por el alto nivel reunido en torno a la Universidad de Almería, presidido por José Manuel de Amo, de la UAL, y Pilar Núñez, de la Universidad de Granada. Esta cita se ha visto consolidada y ha evolucionado atenta a las necesidades que marca la actualidad. De este modo, la primera edición se dedicó a la compresión lectura, la segunda al código metaliterario y esa tercera a la lectura digital, tal y como ha precisado De Amo: “Las últimas investigaciones dicen que estamos en una sociedad superficial, en la que a partir de los nuevos soportes y nuevas plataformas, en lugar de generar una lectura mucho más profunda, gana la superficialidad o la búsqueda de un placer inmediato, así que es fundamental la formación de los docentes con respecto a la lectura digital, porque precisamente es la competencia necesaria en el siglo XXI”.

En esa línea ha expresado los objetivos de esta cita más internacional que nunca Pilar Núñez: “La lectura tiene un papel social tan importante que ser un lector crítico, capaz de entender lo que leemos a diario, es un compromiso que afecta a toda la sociedad; además del gusto por leer, es importante formar lectores capaces de penetrar en toda la carga de significado que hay en los textos, porque si no, somos objetos manipulables e influenciables”. La copresidenta del congreso ha ido recordado que todo ello se ha tenido en cuenta en el programa de este año: “Hay muchas comunicaciones y una mesa de buenas prácticas en el ámbito escolar sobre compresión lectura y animación a la lectura, porque para nosotros era muy importante esa perspectiva educativa sobre cómo desde la escuela contribuir a hacer lectores mejores y que integren a la lectura en su tiempo de ocio, lo que es una dimensión fundamental  del congreso”.

Con casi un centenar de inscritos, mesas de comunicantes, talleres, simposios monográficos, seis conferenciantes llegados de distintas partes del mundo y un amplio abanico de actividades culturales, la programación ha sido inaugurada con el prestigio que da la presencia e intervención de Alberto Manguel, director de la Biblioteca Nacional de la República Argentina, quien se ha sentido “muy bien acogido en un campus precioso”, precisando, no obstante, que “todo sitio inspira a la lectura, ya que algunos de los mejores lectores han leído en prisión o en camas de hospital”. Manguel ha detallado necesidades y obligaciones en el mundo actual: “Tenemos que hacer todos los esfuerzos posibles para generar más lectores y mejores lectores, porque vivimos en un época de gran confusión acerca de la palabra; la palabra está desprestigiada, el tuit de un presidente psicótico tiene más valor que un ensayo bien razonado; tenemos que recuperar el prestigio de la palabra”.

La referencia a mejores lectores la ha realizado el prestigioso ponente aplicando el sentido de la responsabilidad de cada uno: “Hacer que la gente que usa todos los sistemas de lectura que están a su disposición sepan hacer la diferencia entre el provecho que pueden sacar de un cierto texto y de otro, ya que es muy importante que seamos conscientes del acto de lectura, tanto o más importante como el de la lectura misma, porque tenemos que ser responsables con las lecturas que hacemos”. Para Manguel, en el plano educativo “lo esencial es combatir el impulso de la sociedad de hacer que los niños se crean menos inteligentes de lo que son, la función de los maestros y profesores es alentar la inteligencia, hacerles creer que pueden imaginar mejores cosas que las que tenemos, y la literatura puede ser un gran instrumento para eso”. Da igual el soporte, “desde las tabletas de arcilla, pasando por el rollo y el manuscrito, la literatura se afirmó siempre en alguna forma de tecnología, siendo la electrónica ni la primera ni la última”.

Entre este miércoles día 20 y el viernes día 22 se irán sucediendo las actividades programadas hasta que el cierre corresponda al considerado como maestro de la Didáctica de la Lengua y la Literatura, Antonio Mendoza, de la Universidad de Barcelona, cuya ponencia lleva por título ‘Sobre la renovación de la educación literaria 2.0; Lectura de textualidades multimodales en los laberintos hipertextuales de la web’.