El Grado de Medicina de la UAL celebra San Lucas enseñando a su alumnado a manejar el estrés profesional

0
644

Ofrece con motivo de la festividad de su Patrón una conferencia a cargo de María Inés López-Ibor, catedrática de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid, destinada a sus más de 120 estudiantes entre primero y segundo.

Muy cerca del Día Mundial de la Salud Mental, que fue el pasado martes 10 de octubre, se celebra San Lucas Evangelista, el patrón de los médicos, y este año la Facultad de Ciencias de la Salud de la UAL, en concreto su Grado de Medicina, ha ligado ambas fechas a través de una conferencia destinada a su alumnado. La ha impartido una reputada profesional, María Inés López-Ibor, catedrática de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid y experta divulgadora. Su último libro es ‘En busca de la alegría’, es vicepresidenta segunda de la Fundación Ortega-Marañón, presidenta de la Fundación Juan José López-Ibor, a lo que suma ser académica correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina y de la Real Academia de Doctores de España.

La presentación de la ponente ha corrido a cargo de la vicedecana de Medicina de la UAL, Gracia María Castro, que ha relatado en el Auditorio de la UAL, ante la presencia de casi la totalidad de estudiantes del Grado, la trayectoria de la invitada. Cuenta con una dilatada experiencia en el ámbito clínico, particularmente en los trastornos de ansiedad y depresivos y en los derivados del consumo de sustancias, y ha publicado más de noventa artículos científicos en diferentes revistas, además de escribir nueve libros. Asimismo, ha participado como investigadora responsable o coinvestigadora en quince proyectos nacionales e internacionales, y ha realizado más de cien presentaciones de trabajos científicos en diferentes congresos por todo el mundo.

Su charla se ha dirigido al manejo del estrés en el estudiante de Ciencias de la Salud, siendo la parte central de un evento que ha estado presidido por el decano de la Facultad, Gabriel Aguilera, y que ha contado con la participación de Antonio Romero, que es el secretario del Colegio de Médicos de Almería. Han asistido representantes de sanitarios y hospitalarios de la provincia, dado el interés de la conferencia y la motivación de celebrar San Lucas con los futuros profesionales que se están formando en la UAL y que ya son 129. Así lo ha manifestado Aguilera: “Ya hemos avanzado a tener alumnado en segundo curso y este año hemos tenido más plazas ofertadas en primero, nueve más respecto al pasado, 69 frente a las 60 disponibles cuando se implantó el Grado, porque así nos lo han autorizado”.

El decano ha querido destacar que la implantación de esta titulación “transcurre con normalidad, con mucho entusiasmo, y se está haciendo con la incorporación de profesorado y con mucho ánimo y mucho interés de todo el tejido sanitario público de Andalucía, del sistema sanitario, que está colaborando con la docencia”. Ha insistido en que “no podía ser de otra manera, porque esto no es solamente nuestro, sino que esto pertenece a toda Almería, y el Grado al final sale adelante no solamente con la UAL, sino con toda la sociedad, con el sistema sanitario y con todos los agentes sociales”. Ha destacado la figura de la conferenciante, recordando que los eventos que organiza Ciencias de la Salud están abiertos a toda la comunidad universitaria y son del máximo interés “porque traemos a personas referentes, en esta caso de la Medicina en una festividad que vamos a consolidar”.

López-Ibor se ha mostrado muy agradecida de la invitación y feliz de la implantación del Grado en la Universidad de Almería: “Me parece maravilloso, porque yo creo que es fundamental que todas las universidades tengan Facultad de Medicina, y además que las haya en universidades con cierta tradición, porque se entiende bien lo que es un grado y su complejidad, y además aquí en Almería, con los magníficos hospitales que hay, yo creo que los alumnos se van a poder formar magníficamente bien”. A ellos les ha dirigido una serie de consejos sobre “lo que significa el estrés y la ansiedad para aprender a manejar esos sentimientos, a entenderlos, y eso les sirva en su desarrollo como médicos o como enfermeros o como fisioterapeutas”.

Ha especificado el tipo de ansiedad o estrés que padece el personal sanitario: “Tiene que ver con las cargas de trabajo, como pasa en cualquier trabajo, pero también tiene que ver con que te enfrentas a la enfermedad, al sufrimiento del ser humano, y eso te genera más angustia, porque cada enfermedad al final es una situación personal muy compleja para el paciente y puede desbordarnos como médicos”. Ese “tener la vida de alguien en tus manos, o su sufrimiento, o el dolor, pesa”.

En cuanto a Antonio Romero, ha definido como “un privilegio poder estar haciendo de vínculo del Colegio de Médicos con todos estos magníficos alumnos, ilusionados por la carrera y por ejercer la Medicina en el futuro”. Ha valorado que “para entrar en esta carrera se necesitan unas medias altísimas y eso implica hacer un esfuerzo para conseguir las competencias científicas y técnicas, y además durante un montón de tiempo”. Pero ha sumado otro elemento clave: “Hay una cuestión que yo no sé si está a lo largo de los cursos, y es que además del enfoque técnico y del enfoque científico, se debe dar un enfoque de empatía”. Ha insistido en que “esa característica de la empatía es lo que diferencia al médico competente del buen médico”, abundando en que “el saber sintonizar con el enfermo es una cualidad fundamental que distingue a los grandes médicos”. Ha hilado con la conferencia, porque “eso supone un esfuerzo psicológico grandísimo para el y es probablemente a lo largo de la trayectoria profesional lo que más desgasta”.