Otro verano de la UAL despertando vocaciones científicas femeninas con su ‘IV Campus Tecnológico para Chicas’

0
484

La Unidad de Igualdad de la Universidad de Almería y la Diputación organizan por cuarto año consecutivo, entre el 3 y el 13 de julio, una cita muy consolidada y cuyo objetivo es divulgar los estudios de ramas STEM en alumnas de la ESO.

Con este martes día 27 como fecha límite de inscripción, un cupo de 70 plazas disponibles y carácter gratuito, toma forma otro verano más el Campus Tecnológico para Chicas, que alcanza ya su cuarta edición. Tendrá lugar entre el 3 y el 13 de julio, de lunes a jueves en horario de mañana, entre las 9.30 y las 14.00 horas, y se impartirá en los laboratorios del Departamento de Informática de la Universidad de Almería. Por el mismo pasará una veintena de formadoras y ofrecerá una estrategia de trabajo basada en elaboración de proyectos definidos por las propias chicas, utilizando metodologías ágiles y herramientas de colaboración de código abierto. Se generará así un espacio para divulgar los estudios de las ramas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) entre las estudiantes desde 2º a 4º de la ESO.

La organización corre a cargo de la Unidad de Igualdad de Género de la UAL, junto a la Diputación de Almería, cuya directora ha vinculado el campus con la celebración, el 23 de junio, del Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería: “Esta es una fecha muy importante para nuestras profesora y para nuestras alumnas, y la Universidad de Almería quiere concienciar de la importancia del papel que pueden cumplir las mujeres en el campo de la ingeniería, en el campo de las nuevas tecnologías en general y en el ámbito de las ramas STEM; precisamente por ello organizamos este campus tecnológico destinado a las chicas que tengan curiosidad por las nuevas tecnologías”. Ha precisado que “va a contar con profesoras de la Universidad de Almería y con mujeres profesionales jóvenes que contarán su experiencia y ayudarán a dar visibilidad y demostrar que hay mujeres trabajando en ámbitos tecnológicos”.

Eva Díez ha desvelado el éxito de inscripción alcanzado un año más en esta iniciativa, enmarcada en las acciones del Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la UAL, y en la que se llevarán a cabo formación a través de talleres, combinadaa con otras actividades de presentación de las profesionales antes referidas. Así, el programa recoge como formadoras a Ainoa Celaya, Alicia Salvador, Ana Gómez, Ángeles Hoyo, Assia Chaoui, Gloria Ortega, Gracia Martín, Hajar Akacha, Iman Er Rami, Isabel del Águila, Isabel Romero, Lucía Abalo, Malena Caparroz, María del Mar García, Marta Leal, Remedios Fernández, Seloua Ouriniche, Sonia Amate, Verónica Abad, la propia vicerrectora Maribel Ramírez y Marcos Lupión. Varias de estas personas se han formado en la Universidad de Almería y desarrollan una importante labor de investigación en el campus.

La organización define este cuarto campus como “un espacio para aquellas chicas que tienen curiosidad por las últimas tecnologías y quieren conocer qué les puede deparar el futuro”. Aquí “las jóvenes comparten experiencias y desarrollan un proyecto tecnológico usando metodologías, herramientas y tecnologías que ofrecen una idea de cómo trabaja una Ingeniera Informática”. De este modo, es “una iniciativa que incentiva las áreas de conocimiento de las ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas entre las más jóvenes, y donde el trabajo en equipo y la idea de comunidad son esenciales”. Al final del periodo de aprendizaje exhibirán los resultados de su trabajo, a buen seguro que habiéndose cumplido los objetivos genéricos de “aumentar el número de vocaciones concretamente en los estudios de Informática” y de “cambiar la percepción de la Informática y desechar estereotipos”.

En ese sentido, en la web de referencia se incluye la misión de desterrar “falsos mitos”, enumerando cuatro de ellos: es cosa de hombres, es abstracta y difícil, es para frikis y es una profesión dura”. Se recuerda que “la Ingeniería Informática es una disciplina que proporciona conocimientos, capacidades y destrezas para desarrollar las tecnologías del futuro, las denominadas Tecnologías de la Información (TI)”, y se habla en primera persona del femenino: “Las mujeres tenemos que estar preparadas para participar en ese futuro, para decidir cómo queremos que sea nuestra sociedad”.