Un número Pi de 500 metros en el campus para celebrar el Día de las Matemáticas

0
1558

La Universidad de Almería consigue su propósito de llamar la atención sobre esta celebración internacional gracias a la colaboración de más de medio millar de estudiantes de Enseñanza Secundaria y de alumnado universitario, portando una pancarta lineal de medio kilómetro con hasta las mil primeras cifras decimales del más popular número irracional

Inicio frente al Aulario I, hasta el escudo de la Universidad de Almería que preside la calle central del campus, primer giro a la izquierda hasta la Escuela Superior de Ingeniería, otro viraje, ahora a la derecha, pasando por la puerta principal del Aulario IV, y última curva de 90 grados, a la derecha, para finalizar justo a la altura del Jardín de las Matemáticas, como no podía ser de otro modo. En total, han sido 500 metros de pancarta y de número π escrito en ella, sostenida al unísono por más de medio millar de estudiantes de Secundaria procedentes de casi una decena de centros de toda la provincia.

Así se ha desarrollado la primera parte de la celebración que la UAL tenía prevista con motivo del Día Mundial de las Matemáticas, a la que ha seguido una charla divulgativa en el Paraninfo con el título de ‘¿Qué ocurrió el 10 de octubre de 1582?’ y el subtítulo de ‘Los bisiestos: una cuestión matemática’. Ha sido impartida por Fernando Reche, profesor del Departamento de Matemáticas de la UAL, y Juan José Moreno, catedrático y decano de la Facultad de Ciencias Experimentales. Antes de su inicio, el vicerrector de Política Científica, José Antonio Sánchez, ha agradecido a los participantes su colaboración para conseguir el objetivo.

Ese no era otro que lograr entre todos una imagen de alto impacto, sacando esta efeméride del ámbito universitario en particular, y educativo en general, para acercarla a la sociedad y desmitificar las matemáticas sirviéndose de su más popular número irracional. El vicerrector, que ha acompañado al alumnado en el levantamiento de la pancarta, ha definido como “una gran alegría” haberlo conseguido en medio de un gran ambiente de colaboración. Ha facilitado los datos concretos, “ocho institutos de la provincia y unas 543 personas, la inmensa mayoría estudiantes”.

José Antonio Sánchez ha desvelado que lo que se ha pretendido es que “esta actividad sirva para realzar la figura de las matemáticas en la sociedad actual”, añadiendo que “estamos recuperando mucho el amor por ellas”, dicho de modo textual: “Tenemos cada vez más estudiantes de Matemáticas en la Universidad de Almería, y se está potenciando mucho porque hay una gran empleabilidad en los egresados de esta titulación”. A eso ha añadido que la imagen de impacto, tomada principalmente a vista de pájaro con un dron, colaborará en “simbolizar el valor social que tienen las matemáticas”, sin olvidar, por supuesto, “también el valor científico”.

Junto a él ha estado el propio Juan José Moreno, que ha recordado que “el Día Mundial de las Matemáticas fue declarado en 2019 por la UNESCO, antes era el Día de Pi, y lo que se pretendía expresar hoy es esa vinculación”. Con ello, el decano ha considerado además que se ha resaltado “el estudio de matemáticas que se puede hacer en la UAL, con el grado en Matemáticas y el doble grado en Economía y Matemáticas, ambos gozando de una salud espléndida pues hay una demanda muy alta de estudiantes”. Es más, ha expresado que “tenemos el disgusto de que no podemos acoger a todos los que nos piden estas carreras”.

Moreno ha explicado que “este número tiene infinitas cifras, pero evidentemente no se pueden poner todas por propia definición”, y se ha referido a la charla divulgativa de después como parte también importante de la celebración. Ha agradecido su involucración a los profesores de los institutos y de la propia Universidad de Almería, “el evento ha quedado espectacular gracias a todas las partes que se han involucrado y lo han hecho posible”, además de al Vicerrectorado de Política Científica, sin olvidar al Secretariado de Comunicación Científica, cuyo director, José Antonio Garrido, ha participado de un modo directo.

Por su parte, ha compartido la reflexión de que “da un poco la sensación de que va cambiando la visión de las matemáticas, de que era una asignatura que muchos alumnos la tomaban como el talón de Aquiles, o como la más complicada, la que más les costaba, y ahora parece más atractiva”. No ha dejado de reconocer, no obstante, que “hay que comprenderlas, son un lenguaje en sí mismas, y cada vez que se aprende un lenguaje cuesta un poquito”. Por otro lado, “hay que comunicarlas bien, es decir, que no se tenga esa ansiedad en las matemáticas, y en esa labor están trabajando muy bien los profesores en los institutos y en la misma universidad”.

Ha finalizado su apreciación confirmando que “sí, las matemáticas, desde hace ya bastante tiempo, tienen una visión más amable”. En esa consecución ha resaltado el papel que debe tener “la divulgación científica con una actividad como esta, como también con las ponencias que se traen”, siempre en esa idea de “comunicarlas bien”. De hecho, “la divulgación científica en el campo de las matemáticas tiene una magnífica salida en nuestro país”, añadiendo que “algunos de los divulgadores más populares e importantes, como pueden ser Eduardo Sáenz de Cabezón o Clara Grima, a los que hemos tenido en la Universidad de Almería, pertenecen al ámbito de las matemáticas”.