El Curso de Musealización deja claro en su final que “el patrimonio asienta el progreso”

0
254

La Universidad de Almería trae como dos últimos ponentes a Lourdes Roldán y Juan José Blánquez, ambos autores de la Carta Arqueológica Subacuática de la Costa de Almería, mientras también llega a su fin el curso ‘Dirección de Big Band, Latin Jazz e Improvisación’ en Roquetas. 

Tras tres días de aportaciones variadas, “con casos muy diferentes por sus distintas circunstancias, desde grandes proyectos con mucho presupuesto hasta otros modestos pero igualmente dignos y con excelentes resultados”, ha acabado el curso ‘Musealización de las ciudades antiguas’ con un rotundo éxito, como ha remarcado José Luis López Castro, su director junto a Carmen Ana Pardo: “Muy satisfecho sobre todo porque los alumnos están contentos, ya que el curso ha respondido a sus expectativas; ha ayudado mucho la calidad de los ponentes, que a su vez nos han transmitido su alegría por tener una ocasión de intercambio de ideas”. Muchas de ellas son las aportadas, desde las que se deberá ‘construir’ el futuro de las ciudades antiguas: “Tenemos muchas oportunidades en Almería, con dos grandes como Baria y Abdera, también Murgi, pero hay otras más; esta provincia suena más por El Argar o Los Millares, o sea, por una prehistoria riquísima, pero también tiene un pasado antiguo extraordinariamente rico”.

Por lo tanto, López Castro, reconociendo que “es un gran desconocido para los almerienses”, lo ha dicho claramente: “Hay que hacer una apuesta por valorizar ese pasado, por difundirlo, cada cual en la parte que le corresponde, y animaría a que se diera un empujoncito más; no son inversiones caras, están al alcance de los presupuestos municipales y se pueden enriquecer con otras aportaciones; además, se sabe que el Museo de Almería tiene muchas visitas que desde él hay demanda de turismo cultural”. Ha sido una línea argumental básica para los ponentes, como para Juan José Blánquez, catedrático de Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid: “Son falsas dicotomías lo de progreso o patrimonio, lo que si construimos casas, rompemos el patrimonio, no, se pueden complementar, ni hay que conservar todo, que no tiene sentido, ni hay que romper todo por el progreso, un progreso que no es ordenado, no es progreso, es una locura”.

Blánquez ha recordado que “las ciudades son conceptos vivos, y patrimonio y progreso tienen que dialogar, siendo una equivocación pensar que el patrimonio detiene el progreso, ya que es todo lo contrario, lo asienta”. Por ello, pide “que se reflexione sobre que pocas inversiones son tan seguras como las del patrimonio”. Este catedrático realizó en las décadas de los 80 y 90 la Carta Arqueológica Subacuática de la Costa de Almería, “la buceamos entera y desde entonces me enamoré de esta provincia”, ha confesado, y lo hizo junto a la otra ponente final del curso, la profesora titular de Historia del Arte Antiguo de la Universidad Autónoma de Madrid, Lourdes Roldán, que ha valorado muy altamente la organización de este curso: “Me parece una idea excelente porque es dar a conocer una serie de ciudades patrimoniales que no siempre son del todo conocidas, ya que lo son las más populares, pero hay otras que pueden ser musealizadas y es muy interesante que la población sepa que existen, que el turismo se fomento y que se llegue al conocimiento de ese patrimonio antiguo”.

Conocedora de la provincia de Almería, sabe de sus posibilidades y ha defendido una nueva línea de trabajo: “Los investigadores tratamos de que nuestras investigaciones reviertan en la sociedad, y realmente el concepto de investigación puro y duro, para los que trabajamos en patrimonio lo que intentamos es esa otra, que la sociedad se beneficie de ese conocimiento nuevo; en contacto con la administración se pueden llevar a cabo acciones que permitan que se puedan visitar los yacimientos de una manera mucho mejor gestionada”. Ella ha explicado sus trabajos en Carteia, una ciudad antigua muy importante situada en San Roque, mientras que Juan José Blánquez ha explicado por primera vez al gran público su proyecto en Valdepeñas sobre un oppidum ibero: “Una nueva retórica de los bienes culturales, la propuesta de unos usos diferentes, sostenibilidad, es un ejemplo que si triunfa conllevará la reordenación de los anteriores parques arqueológicos”.

Para Blánquez, está claro que “la sociedad aquí quiere no hacer el proceso de investigación sino disfrutar de los beneficios de sus resultados, y la puesta en valor y el uso social es lo que le interesa”. Lo investigado y trasladado a la ciudadanía “da rasgos de identidad” y a su juicio “hay que hacer un esfuerzo entre todos, políticos y sociedad, para que este patrimonio sea más visible y se use, porque el patrimonio hay que usarlo”. Las aportaciones están realizadas y las líneas de actuación están claras, por lo que este encuentro ha cubierto sobradamente sus objetivos.

Curso Bing Band

También se ha cerrado el curso ‘Dirección de Big Band, Latin Jazz e improvisación’ este viernes tras tres días en los que Pablo Mazuecos y Jesús Fernández, sus directores, han dado respuesta a las inquietudes de los alumnos matriculados de una manera muy satisfactoria. Con formato de taller, ambicioso y novedoso, ha contado en todas sus jornadas con la presencia sucesiva cada sesión de cuatro directores de gran prestigio, “los mejores del panorama nacional, cada uno de ellos especializado en una materia”. Se trata de Francisco Ángel Blanco ‘Latino’, de la SedaJazz Big Band, Julián Sánchez, de la Big Band AJM, Sergio Verges, de la Big Band del Liceo de Barcelona, y Ramón Cardo. Las cuatro prácticas finales han sido de Jazz Latino, Improvisación y por dos ocasiones de Dirección tutorizada.