Clausurado el Curso de Profesores de Español, un clásico del Centro de Lenguas de la Universidad de Almería

0
435

Está reconocido por el Instituto Cervantes, lleva más de dos décadas impartiéndose y habilita para la docencia en esta edición a una treintena de alumnos de diferentes titulaciones: “Se trata de una magnífica oportunidad de encontrar una buena salida laboral y en un futuro plantearemos añadir a este de iniciación tan consolidado otros cursos de expertos”.

Ha llegado a su fin este viernes día 23 de junio, tras una semana de duración, una nueva edición del ‘Curso de Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera (ELE)’. Lo organiza anualmente el Centro de Lenguas de la UAL, bajo la dirección de Loreto Cantón, y cuenta con el reconocimiento del Instituto Cervantes. Este año 2023 han participado más de una treintena de alumnos de diferentes titulaciones, todos interesados en iniciarse en la docencia del español para extranjeros, y se ha desarrollado en modalidad semipresencial. Así, ha contado con treinta horas lectivas, veinte de ellas presenciales en horario de 9.30 a 13.30 horas.

La metodología empleada ha propuesto diferentes tipos de actividades prácticas que implican ‘la reflexión y resolución de problemas mediante el debate en grupos, y la puesta en común de las experiencias profesionales’. Se ha tratado de conseguir que el alumnado ‘aprenda a ser profesor’, y la variedad de ponentes le ha permitido observar un amplio abanico de matices metodológicos para así poder hacer una adaptación personal a sus particulares necesidades futuras en el aula. Las clases se han realizado en formato de talleres, en los que los estudiantes han sido los protagonistas del aprendizaje.

La última jornada se ha cerrado con Ramón Parrondo, especialista en evaluación de competencias lingüísticas y acreditaciones que atesora una dilatada experiencia en Cambridge y en el Instituto Cervantes, uno de los cinco integrantes del elenco del profesorado. Ha sido presentado por Loreto Cantón como directora del curso y del propio Centro de Lenguas, que ha aprovechado para clausurar esta formación, que “lleva haciéndose desde hace más de 20 años”. Ha recordado que “hay ponentes que han repetido, porque son muy buenos, y se evalúa a petición del Instituto Cervantes y por nosotros mismos, por la Universidad de Almería”, dicho de manera textual. Cantón ha puesto en valor que “es un primer paso de iniciación para que la gente vea qué posibilidades hay de trabajar en los centros Cervantes, o a dar español en distintos centros del extranjero”. Se trata de una buena salida profesional, al fin y al cabo.

En cuanto al alumnado, “este año es súper heterogéneo, es decir, hay gente que no se ha dedicado nunca a la enseñanza de idioma, pero que ve opción y posibilidades, ya que el español está aumentando muchísimo, sobre todo en Estados Unidos”. Ha matizado al respecto que, si bien ha habido mayoría de alumnos de Humanidades y Educación, “también hay ópticos, profesionales de agencias de viaje… gente de todo tipo que ha pensado, bueno, voy a darle un cambio a mi vida, y qué mejor que ser profesor de español, que tiene mucha salida ahora”. Otro tipo de público es el integrado por “voluntarios de ONG, mediadores culturales, personal dentro de la Operación Paso del Estrecho…”.

Además de esta iniciación, ya clásica en el Centro de Lenguas de la UAL, Loreto Cantón ha adelantado que pretende “en un futuro ofertar también de expertos, es decir, coger ciertas temáticas específicas, y para todas estas personas que ya se han iniciado y que les haya gustado la experiencia, poder seguir hacia adelante con ello”. Muy satisfecha con el funcionamiento de esta edición, ha recordado que “tú puedes hablar español, pero tu capacidad para formar no es la misma, y eso es lo importante de este curso, que por muy bien que sepamos hablar español, no es lo mismo conocerlo como lengua materna que saber explicarlo y saber darlo”.

Ramón Parrondo ha participado en muchas ediciones, y por ello está acreditado para manifestar que “el Centro de Lenguas de la UAL ha sido siempre un anfitrión excepcional a la hora de organizar estos cursos en colaboración con el Instituto Cervantes, donde trabajo, brindando oportunidades de desarrollo profesional y salidas profesionales, que yo creo que son muy reales y son realistas y son alcanzables, tanto a alumnos propios del campus de la Universidad de Almería como a todo el público en general de esta área de influencia”. Ha detallado que “la mayoría de las personas que vienen, aunque tienen perfil distinto en muchos casos, tienen como denominador común el interés por la enseñanza del español como lengua extranjera”. Él ha impartido el módulo de Evaluación, “exámenes, sistemas, métodos que se utilizan para evaluar, inculcando la idea de que evaluar es uno de los procesos más relevantes en la enseñanza, porque a partir de la evaluación se toman decisiones sobre la vida de las personas, desde promoción de un curso a otro hasta acceso al mercado laboral”.

Ha ratificado que “por supuesto ser profesor de Español en el extranjero es una magnífica salida profesional; es allí donde viven la mayoría de los extranjeros, una obviedad, a pesar de que en España también hay necesidades y también hay demanda; claramente el destino de muchas de las personas que se dedican a esta profesión son otros países, donde bien haya presencia o no la haya del Instituto Cervantes, pero donde claramente hay una demanda de aprendizaje de nuestra lengua”. El ‘boom’ de Español existe, “lo ha habido desde hace tiempo ya, no es una cosa reciente, y nuestra labor es alimentarlo y que tenga un recorrido y una amplitud”.

Los autores de los materiales utilizados y profesores han sido los siguientes: Francisco J. Rodríguez, especialista en lexicografía y pragmática; Javier Muñoz-Basols, especialista en metodología de competencias de ELE, sobre todo en interacción oral; Dimitrinka G. Nikleva, especialista en competencias interculturales y estereotipos en la enseñanza de español; José Franco, que en su caso es especialista en lingüística comparada y herramientas de telecolaboración entre estudiantes españoles y americanos; y el referido Ramón Parrondo. Han dividido el contenido de curso en cinco módulos, uno por cada uno de estos docentes.

Así, el primero, de Francisco J. Rodríguez, ha sido sobre ‘El cambio metodológico y el enfoque léxico en ELE’. El segundo, a cargo de Javier Muñoz-Basols, ha versado sobre ‘La enseñanza de la expresión oral’. En cuanto al tercero, impartido por Dimitrinka G. Nikleva, se ha titulado ‘Competencia intercultural y estereotipos en la enseñanza del español como lengua extranjera. En relación al cuarto, ha correspondido a Ramón Parrondo, quien ha abordado las ‘Premisas teóricas y herramientas prácticas para la evaluación de la competencia lingüística’. El quinto módulo se ha dedicado a ‘Estándares y mejores prácticas en la enseñanza de español desde la perspectiva estadounidense’, y lo ha desarrollado José Franco.

El objetivo del curso es ‘proporcionar herramientas para desarrollar habilidades y conocimientos que permitan poder desenvolverse en el aula’. En ese sentido, ha abordado ‘nociones sobre las TIC en el aula, enseñanza del léxico, expresión oral y competencia intercultural desde diferentes aspectos metodológicos en la enseñanza del español’. Por último, ha ofrecido ‘herramientas para la evaluación de las distintas destrezas comunicativas’. Se ha orientado al desarrollo de competencias clave del profesorado, como son ‘organizar situaciones de aprendizaje’, ‘evaluar el aprendizaje y la actuación del alumno’ y ‘servirse de las TIC para el desempeño de su trabajo’. Entre sus objetivos, además de ‘adquirir los conocimientos y herramientas necesarios para planificar e impartir una clase de ELE’, están ‘reflexionar sobre el proceso de enseñanza y aprendizaje y su aplicación en el mundo profesional y ‘adquirir recursos didácticos y conceptos para su aplicación en el aula’.